Jorge Lorenzo y Marc Márquez salen a tomatazos de Mugello

stop

Los seguidores de Valentino Rossi lanzan objetos a los españoles en el podio

Marc Márquez y Jorge Lorenzo están cada vez más distanciados | EFE

23 de mayo de 2016 (11:17 CET)

Ya pasó. La cita de MotoGP en Mugello, la casa de Valentino Rossi, terminó sin tener que lamentar incidentes con los españoles, ni con sus seguidores. Los tomates que lanzaron algunos rossistas contra Jorge Lorenzo y Marc Márquez en el podio quedaron en anécdota, aunque frenaron la euforia. A por la siguiente carrera.

Los ánimos de los aficionados de Rossi contra los españoles siguen calientes después del supuesto biscotto que denunció Vale en el pasado Mundial. Mugello fue amarillo. El 46 corría en casa... y se cayó. Ello apagó un poco a una afición que pitaba con todas sus fuerzas a Marc y Jorge cada vez que aparecían en pantalla, y cuando la megafonía dijo sus nombres. La organización retiró pancartas ofensivas. No pasó nada. Había 100.000 espectadores, casi todos rossistas

"Lo importante es que quien ha venido a disfrutar del motociclismo, lo ha hecho porque hacía tiempo que no se veía una carrera así", relató Márquez al final. Él mismo desveló los intentos de tomatazo: "En el podio hemos visto algún tomate volar por eso no he celebrado mucho la victoria porque el ambiente no era para ello y no me gusta hacer rabiar a la gente".

Lorenzo, ganador de la carrera y líder del Mundial 2016, lo vivió de otro modo: "Mejor que lleguen tomates que otro tipo de fruta. Era difícil llegar con la altura que tiene el podio".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad