Jorge Lorenzo trabaja en secreto un pelotazo para la Ducati

stop

El balear tiene un as en la manga

El as bajo la manga que guarda Jorge Lorenzo para el GP de Le Mans | EFE

16 de mayo de 2017 (13:37 CET)

Buenas sensaciones. El tercer puesto logrado por Jorge Lorenzo en el GP de España disputado en Jerez ha devuelto la sonrisa a los responsables de Ducati.

Los test de pretemporada no le fueron nada bien al balear. Su mejor crono fue un quinto puesto logrado en Qatar, mientras que en el resto de sesiones no logró superar el octavo lugar, quedando en la mayoría de ocasiones fuera del top 10.

El inicio del Mundial de MotoGP tampoco fue mejor. Jorge fue undécimo en Losail y noveno en Austin, en el GP de las Américas, mientras que en el GP de Argentina no vio la bandera a cuadros.

Punto de inflexión

Pero en Jerez todo cambió. El español corría en casa y no defraudó a los seguidores sumando un tercer puesto muy meritorio que le permite soñar con reengancharse a la competición.

Pero no todo es oro lo que reluce. En Ducati siguen teniendo problemas con el carenado. Los ingenieros no encuentran la fórmula adecuada para sustituir las antiguas aletas sin perder una pizca del rendimiento de la máquina italiana.

Tanto en Qatar como en Jerez probaron una primera versión del elemento aerodinámico, pero fue descartado por los responsables ya que la resistencia generada restaba unos 10 kilómetros por hora a la GP17.

"Teóricamente el carenado era la mejor solución para poner carga sobre el tren delantero pero no en el comportamiento global de la moto. Por el momento tiene más puntos negativos que positivos. Vamos a ver si podemos encontrar algo, pero va a ser difícil", dijo sobre el primer diseño.

Movimiento secreto

Con el objetivo entre ceja y ceja de encontrar la solución, tanto Lorenzo como Andrea Dovizioso se encuentran estos días realizando unos entrenamientos privados en Mugello, en los que andan probando el nuevo carenado con tal de homologarlo y llegar al GP de Le Mans del próximo 21 de mayo.

Veremos si será el paso definitivo de los italianos para ver a Lorenzo en lo alto de las clasificaciones el resto de la temporada, o si lo de Jerez fue flor de un día.