Jorge Lorenzo tiene un nuevo truco para ganar con la Ducati 

stop

El balear espera dar un golpe en la mesa

29 de mayo de 2017 (11:10 CET)

La pretemporada ya fue nefasta para Jorge Lorenzo  y, después de la disputa de los primeros cuatro Grandes Premios, el inicio del Mundial de MotoGP tampoco está yendo por el mejor camino.

Jorge fue undécimo en el GP de Qatar, no completó el GP de Argentina y fue noveno en el GP de las Américas. En el GP de España pareció que el ex de Yamaha daba un paso adelante al lograr el tercer puesto y reengancharse al campeonato. Pero en el GP de Le Mans todo volvió al guión previo. El balear acabó sexto y volvió a perder el impulso que llevaba en su regreso a lo alto de la clasificación.

Ahora el mallorquín espera con ansias el GP de Mugello -Italia-, la casa de Ducati, donde espera dar de nuevo un golpe en la mesa y demostrar que está más que preparado para controlar la máquina boloñesa. Y es que, además, el ex capeón tiene un as en la manga para las próximas carreras.

El truco de Lorenzo

"Empecé a utilizar el freno trasero en Qatar. No estaba acostumbrado, lo empecé a utilizar porque no tenía tiempo de parar en la mayoría de las frenadas, ahora lo hago de forma más natural y lo uso más", explicó recientemente ante los medios de comunicación.

Después de nueve años en Yamaha, al recién llegado a la escudería roja ha necesitado unos meses para adaptarse al nuevo sistema de pilotaje, que tiene el freno trasero en el manillar en lugar del pie derecho. Un freno que antes apenas utilizaba pero que en la máquina italiana se ha vuelto imprescindible. Así lo reconoció al término del GP de Jerez, donde logró el mejor resultado de la temporada.

"Con la otra moto que piloté durante nueve años nunca necesité usar el freno trasero, especialmente en la frenada para parar la moto. Con esta necesito usarlo, ayuda mucho más a la hora de parar la moto. Si con la Yamaha hubiera utilizado el freno trasero, quizá hubiera ido más rápido", comentó.

Optimista

 "Esto me ayuda a parar un poco mejor la moto, a entrar en las curvas un poco derrapando y de forma más fluida. También es un poco menos físico, no es un acto completamente natural por el momento, pero estamos llegando a eso. Tarde o temprano será algo natural para mi pilotar como lo tengo que hacer ahora, han sido nueve años haciéndolo de otra manera, sin derrapar al entrar en las curvas", añadió

"Con la moto actual tengo que usar el freno trasero hasta que la cambiemos, e incluso vistos los resultados, aún cambiando la moto lo seguiré usando", concluyó.