Jorge Lorenzo tiene los días contados: Ducati negocia su venta

stop

El piloto balear puede quedarse colgado antes de lo previsto 

Jorge Lorenzo tiene los días contados en Ducati | EFE

28 de junio de 2017 (18:08 CET)

Ducati se ha pronunciado. El equipo italiano manda un mensaje de confianza absoluta en Jorge Lorenzo. Pero la realidad es que al piloto balear se le complican las cosas en MotoGP. 

Si bien el mallorquín ha sido capaz de levantar tres coronas de campeón del Mundial de Motociclismo en la categoría reina, todo hace pensar que los vientos van a soplar en otra dirección a partir de ahora. Está en la estacada. 

Desde Bolonia aseguran que la apuesta por Lorenzo es total y a largo plazo, pero reconocen los problemas: "Nos está costando más de lo que pensábamos poner una moto a su disposición que se adapte a sus características, pero el objetivo es ése".

Sin embargo, sostienen el discurso más optimista: "Tendremos toda la paciencia necesaria con Jorge. Le fichamos porque es un piloto en el que creemos y que no se puede poner en duda".  

El problema es que el balear tiene tan solo dos años de contrato con su nuevo equipo. El primero, con tan solo 60 puntos en ocho carreras, está destinado al fracaso. Su compañero, Andrea Dovizioso, suma casi el doble: 115 puntos

O da un vuelco total a la situación en su segundo año, o como le ocurrió a Valentino Rossi, tendrá que salir por la puerta de atrás. Abandonando con el rabo entre las piernas y la dificultad añadida de enocntrar un nuevo equipo competitivo. 

La situación del Lorenzo tiene, además, otra agravante: el grupo Ducati está negociando su venta. De cerrarse la operación, esas palabras de confianza que llegan ahora podrían quedar totalmente desautorizadas. 

Lo avisa Paolo Ciabatti, el director deportivo del departamento de carreras de la fábrica de Borgo Panigale. Reconoce la situación pero se niega a hablar de la posible venta de Ducati por parte del grupo Volkswagen.

En el box rojo están al tanto de que la empresa del grupo alemán comprada en 2012 por 860 millones de euros podría cambiar de dueño. Un grupo chino, Royal Enfield y Harley-Davidson son de los interesados en comprar Ducati.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad