Jorge Lorenzo saca todo su rencor contra Valentino Rossi (y roza el ridículo)

stop

El balear ataca al italiano en público y sale escaldado

Ducati descubre el problema más grave de la GP17 de Jorge Lorenzo | EFE

02 de marzo de 2017 (13:19 CET)

Se avecina una guerra (otra) entre Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. El balear salió escaldado de Yamaha, donde cada Gran Premio era una pelea entre los dos pilotos de la escudería. Rencillas que a pesar de estar en equipos diferentes continúan. Incluso más. La distancia resta tapujos a la hora de rajar del ex compañero.

Las cosas no le están yendo nada bien al mallorquín en Ducati. Adaptarse a la moto se ha convertido en una misión imposible y en la escudería italiana tienen la mosca detrás de la oreja.

Problemas en Ducati

Se preguntan si se equivocaron con su contratación. Ya avisaron al piloto que si las cosas no mejoran pronto ni hablar de renovar cuando termine el acuerdo de dos años que firmaron.

No son los únicos que ponen en duda el rendimiento de Jorge. Rossi no ha perdido detalle de lo ocurrido en Bolonia desde la llegada de su ex compañero.

Il Dottore ya lo dijo en su entorno. Lorenzo no ganaría nada en la escudería italiana. De momento todo apunta a que no le falta razón.

El ataque de Lorenzo

El español no se quedó con los brazos cruzados. Participó en el programa El Larguero en el que se quedó a gusto con sus declaraciones. Puso a Valentino a la altura del Betún.

"Rossi podría haber sacado más provecho del contrato que firmó. Al final le salió peor a Rossi de lo que se pensaba. Yo tenía una gran oferta de Yamaha, tenía una oferta mejor que la anterior, y para seguir siendo el piloto mejor valorado de la parrilla", confesó el piloto. Le echó en cara que nunca ganará lo que ganaba él por seguir en el equipo japonés.

No se conformó: "Cuando Rossi llegó en 2013 vino después de dos años malos en Ducati. Yamaha ya tenía al campeón del mundo de 2012 que era yo. Me habían aumentado la ficha del contrato, y no podían pagar dos súper contratos a dos pilotos, entonces Rossi entró un poco con las orejas gacha, entre comillas".

En evidencia

Sin embargo, en su ataque al de Urbino, se olvidó recordar sus propias miserias. Nunca fue la primera opción en Ducati. Los italianos picaron primero a la puerta de Marc Márquez.

Tampoco en Yamaha, donde antes de confirmar su marcha ya movieron hilos para intentar hacerse con los servicios del de Cervera. Otro ridículo de Lorenzo. El isleño escupió todo su rencor y quedó en evidencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad