Jorge Lorenzo no tiene amigos en Ducati

stop

El piloto balear no tendrá un buen recibimiento en Italia

Ducati tiene una sorpresa brutal para Jorge Lorenzo | EFE

25 de noviembre de 2016 (11:11 CET)

Jorge Lorenzo no tendrá el mejor recibimiento en Ducati. Y el piloto balear, tres veces campeón del mundo de MotoGP, lo sabe.

En Italia todavía no le han perdonado a Lorenzo sus trifulcas con Valentino Rossi, el ídolo local, en los últimos meses ni el desenlace del Mundial de 2015 que ganó con mucha polémica.

Los hinchas más apasionados de Rossi comparten la teoría del Biscotto. Del arreglo entre Marc Márquez y Lorenzo para impedir que el italiano ganara el campeonato de Mundo de la pasada temporada.

La salida de Andrea Iannone de Ducati (la próxima temporada correrá con Ducati) tampoco ha gustado a los aficionados italianos.

El carácter extrovertido y difícil de Lorenzo, alimentado por el entorno de Valentino Rossi, también ha sido criticado por muchos seguidores en las redes sociales.

Urgencias históricas

Lorenzo, además, deberá convivir con las urgencias históricas de Ducati, una gran marca que no gana el Mundial de MotoGP desde 2007.

Casey Stoner, expiloto australiano, es el último héroe de los fans de Ducati. Sus opiniones son sagradas en Italia y el mismo Stoner ha admitido públicamente sus recelos sobre el fichaje de Lorenzo.

La cúpula de Ducati, por su parte, ya ha advertido a Lorenzo de que deberá cambiar su manera de pilotar para adaptarse a la nueva moto. "Tendrá que ser mucho más agresivo", recalcan en Italia.

Lorenzo, por su parte, se queda con las buenas sensaciones de los primeros test de Cheste. No podrá participar en las pruebas de Jerez porque Yamaha se lo ha prohibido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad