Jorge Lorenzo está en tres listas negras  ("No ganará otro Mundial") 

stop

El futuro del piloto está en el aire

Jorge Lorenzo vuelve a encender a los responsables de Ducati | EFE

15 de marzo de 2017 (12:07 CET)

Difícil papeleta. Jorge Lorenzo no atraviesa un buen momento. Al contrario. Es uno de los peores desde que ascendió a la categoría reina del motociclismo.

La situación convulsa que vivió en Yamaha debido a su rivalidad con Valentino Rossi le llevaron a buscarse un nuevo destino. Ducati fue la elección, aunque quizás no fue la mejor.

El balear no se adapta a su nueva máquina. Muchos fueron los que le avisaron de que su decisión final de comprometerse con los italianos podría traerle problemas.

Después de tantos años acostumbrado a la Yamaha, el cambio a la a GP17 sería demasiado brusco. En MotoGP aseguran que la llegada a su nuevo equipo acaba con sus opciones de volver a alzarse con un título. "No ganará otro Mundial". En el entorno de la categoría están convencidos.

Las consecuencias de los malos resultados

Los resultados en los test celebrados durante la pretemporada confirmaron las sospechas. Auguran lo peor. Lorenzo no figura entre los candidatos al título.

Todo lo contrario. Los cronos registrados hasta ahora apuntan a que incuso su compañero de equipo, Andrea Dovizioso, logrará mejores resultados. Habrá que esperar al inicio del Mundial para comprobarlo.

La preocupación es creciente, para el equipo y para el piloto. Desde Bolonia ya le dejaron claro al mallorquín que si los resultados no llegan su futuro en la escudería penderá de un hilo.

Una pregunta asalta al ex campeón si los responsables deciden no renovarlo cuando termine su contrato.  ¿A dónde irá si las cosas no salen bien? Los equipos ganadores le cerraron las puertas.

Se acaban las opciones

Yamaha no podrá ir nunca más mientras ValentinoRossi siga en la escudería. Además, el italiano está cada día más integrado en el equipo japonés y sus relaciones se extenderán con toda seguridad más allá de la carrera en activo de Rossi.

Honda tampoco tiene sitio para él. Con Marc Márquez tiene más que suficiente para seguir ganando, y el de Cervera no quiere ver ni en pintura al balear. Ya tiene al escudero perfecto en Dani Pedrosa. Sabe de la competitividad de Jorge y no quiere cambiar al catalán por un rival. Además, nunca en el equipo nipón se la jugarían con Lorenzo. Solo serían problemas.

La última escudería ganadora que le queda es Suzuki, pero no perdonan que les despreciara para firmar por Ducati. Allí también tiene vetada la entrada.

Las opciones se agotan. Al piloto le quedan pocos caminos que tomar. Fichar por el equipo rojo podría ser su sentencia en el medio litro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad