Jorge Lorenzo destripa la Ducati con una verdad que tapa bocas

stop

El balear tira a matar contra su escudería

12 de julio de 2017 (18:59 CET)

Los resultados de Jorge Lorenzo en Ducati no son los esperados. Que la adaptación de Lorenzo al equipo italiano está siendo muy costosa es una obviedad. Lo que no parece tan claro es quién tiene mayor parte de culpa en este proceso.

Teniendo en cuenta que Andrea Dovizioso en cuatro ocasiones y marcha tercero a sólo seis puntos del líder en la clasificación, todo apunta a que es el balear quien no consigue hacerse con la moto.

Lorenzo no opina igual. Según las declaraciones del balear "Ducati arrancó con expectativas muy altas porque cada año mejoraban, pero no es así. Nos han quitado las alas, que ayudaban muchísimo a la moto el año pasado. El resto de equipos ha mejorado".

Las alas aportaban una mayor carga aerodinámica a la moto que permitía un mayor agarre en las curvas, y Lorenzo no cree que pueda hacer nada sin ellas.

O cambia la moto o nada

De acuerdo al número 99 de la pista, sólo podrá aspirar a victoria y podios constantemente "cuando la moto dé un cambio de motor y chasis más grande".

Lorenzo ha continuado con la defensa de su papel en el equipo rojo asegurando que "la adaptación a la moto es muy difícil. No hemos dado un cambio que haga a la moto más dócil, que gire mejor en las curvas".

El análisis de Lorenzo pretende callar las bocas a quienes le acusan de no rendir al nivel esperado en la escudería italiana.

Muchos ducatistas consideran que tener al piloto mejor pagado del circuito debe asegurar títulos inmediatos, pero Jorge Lorenzo no estará capacitado para conseguir victorias hasta que modifiquen la moto a su gusto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad