Jorge Lorenzo baja los humos a Casey Stoner con una andanada que deja en jaque a Ducati

stop

El piloto español pasa a la acción tras capear el temporal

En Ducati reconocen la mala relación entre Jorge Lorenzo y Casey Stoner  | EFE

04 de mayo de 2017 (22:56 CET)

Jorge Lorenzo viene aguantando mucho. Se está mordiendo la lengua día sí y día también. No quiere que se tuerza más su nueva aventura con Ducati.

Sin embargo, todo el mundo tiene un límite. Un punto donde se agota la paciencia. El mallorquín lo ha rebasado. Y ha pasado a la acción.

Lorenzo no aguanta más a Casey Stoner. Sus aires de divo, de sobrado, por ser el único que ha ganado un Mundial con Ducati. ¿Y qué? ¿Acaso eso ya da derecho a todo?

No. El crack ahora es Lorenzo. Y por muchas piedras y obstáculos que le pongan por el camino, está determinado a levantarse. Una y otra vez. Cuantas veces haga falta.

Por eso, el balear no ha tenido en reparos en decir las cosas por su nombre y aprovechar el discurso de su compañero, Andrea Dovizioso.

Dovi se quejó recientemente de cosas que el equipo debía mejorar. Problemas que se vienen arrastrando desde hace años sin encontrar la solución. Y que impiden crecer.

Tras esto, lanzó el dardo envenenado a Stoner: "Hay que recordar que sólo Casey Stoner ha logrado ganar un Mundial con la Ducati (…) y recordemos que ese año tenía algunas ventajas que este año Ducati no tiene".

Las enumeró: "Cómo esos neumáticos Bridgestone que tenían distintos al resto de competidores, esos 20 ó 30 cv de más que tuvieron ese año del cambio de 1000 a 800... son ventajas que ahora mismo no se tienen, por eso ahora es más complicado luchar contra los gigantes japoneses".

"Quizás las expectativas eran demasiado altas", apuntó. El palo no solo era para Stoner. También para la Desmosedici. 

"Por el hecho de que el año pasado se ganaron dos carreras, una en Austria y otra en condiciones de agua, entonces se esperaba que un piloto como yo, que estaba acostumbrado a ganar títulos, fuese rápido con esa moto", zanjó el balear. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad