Ducati apalabra el relevo de Jorge Lorenzo | EFE

Jorge Lorenzo avergüenza a Dovizioso fuera de cámara (y se lía la de Dios en Ducati)

stop

El piloto balear arma un escándalo que le puede costar el puesto en Ducati

14 de noviembre de 2017 (21:30 CET)

No pudo evitarlo. Al final, Jorge Lorenzo la lió.

El piloto español se está metiendo en problemas con su nuevo equipo, Ducati. Terminada la temporada, el balance del balear es muy negativo.

Lorenzo ha finalizado el curso en séptima posición. Un desastre. Diario Gol avanzó los peores pronósticos a principios de curso y le concedían, al menos, la sexta posición.

Dentro de las tres motos de fábrica –Yamaha, Honda y Ducati–, ya se pronosticaba que Lorenzo fuese el peor de los seis pilotos. Pero incluso aquello parecía difícil de creer.

No solo no ha podido con los otros cinco pilotos con moto de fábrica –Marc Márquez (298 puntos), Andrea Dovizioso (261), Maverick Viñales (230), Dani Pedrosa (210) y Valentino Rossi (208)–, sino que también ha sido superado por el joven Johann Zarco (174).

Los registros de Lorenzo han quedado muy alejados de sus competidores. El balear tan solo ha sumado 137 puntos.

Por todo ello, sentaron especialmente mal las declaraciones de Jorge Lorenzo en Valencia. Primero, por desobedecer las órdenes de equipo, que le aconsejaban dejar pasar a Dovizioso.

Y, segundo, por presumir en rueda de prensa de que para Dovi era mejor ir detrás de su rueda ya que él –Lorenzo– iba más rápido. Se tiró las flores que nadie le regala.

Pero las tensiones se hicieron palpables en rueda de prensa. Y ello ya ha generado un lío en Ducati. Los capos no están contentos con Lorenzo y Dovizioso ha pasado a la acción: quiere ser el primer piloto del equipo italiano.

Mientras tanto, el mallorquín va diciendo por ahí que si su compañero debe ser campeón del mundo cuando era totalmente incapaz de superarlo en el circuito valenciano Ricardo Tormo, mal van.

Las tensiones entre ambos prometen ser feroces el próximo curso. Y ello se puede intuir en el resumen de su rueda de prensa en Cheste. La guerra está servida.

Revive la rueda de prensa

Lorenzo:  "Dovizioso no tenía ritmo en todo el fin de semana. Ha sido una pena que se haya jugado el título en uno de los peores circuitos para él de todo el Mundial, porque si hubiese sido en otra pista habría ido más rápido. Yo, en cambio, he ido rápido todo el fin de semana con un ritmo similar al de Márquez. Tenía ya al grupo delantero a siete décimas y a pesar de recibir mensajes del equipo que me sugerían que dejara pasar a Dovi, sabía que lo mejor para todos, para mí, para Ducati y para Dovizioso, era seguir tirando hasta el final ya que tener mi rueda justo delante le hacía mejorar esa décima o dos que le permitía mejorar su ritmo. Todo el fin de semana le faltaba medio segundo y en carrera únicamente una o dos".

A partir de ahí, llegó el conflicto con un periodista italiano, al que se refirió directamente: "En la rueda de prensa de Dovizioso he oído que era una vergüenza y frases similares. Me gustaría saber si después de escuchar a Dovi decir que yo le he estado ayudando para que él pudiera llegar al grupo de delante, has cambiado un poco de opinión o sigues pensando que es una vergüenza como has dicho tú y tu colega que está a tu lado".

El de la Gazzetta dello Sport replicó alzando la voz: "Yo hablo de otra cosa, de que tú has desobedecido órdenes de Ducati". En esas, Davide Tardozzi, director del equipo, tomó la palabra para decir que "eran sugerencias y no órdenes", y Lorenzo continuó: "Lo primero, tranquilízate que yo estoy hablándote tranquilo. Baja el volumen. Después de haber escuchado a Andrea, tú qué piensas de mi decisión de haber seguido tirando. ¿Continúas pensando que es una vergüenza? Has escuchado a Andrea decir que le ha ayudado a ser más fuerte e insistes que he fallado y que es vergonzoso. Si sigues diciendo eso es que no sabes nada de carreras y no te respondo a tu pregunta".

Dovizioso confirma su teoría: "No estoy disgustado con Jorge pues al principio de la carrera era un poco más rápido que yo en una parte del circuito y yo en la otra. Durante todo el fin de semana hemos perdido muchísimo en el T4 y aunque hemos mejorado algo para la carrera de todas maneras no éramos tan rápidos como debíamos. Quizás ha sido un poco consecuencia de su estilo de conducción y también del carenado. Tenemos dos estilos de conducción completamente distintos y yo en el T4 no me sentía cómodo y no podía pasarlo en las primeras vueltas. Al final me he sentido cómodo y podía pilotar más fácil. Me ha ayudado en este sentido, pues durante el fin de semana no había sido capaz de pilotar bien. Me ha ayudado a pilotar más fluido, algo que durante el fin de semana no había conseguido en ningún momento y al final he podido pilotar de manera constante hasta que he cometido el error".

Y así ha visto el italiano la carrera: "Ha sido una carrera en la que Márquez ha sido inteligente y nos faltaba alguna décima. Márquez ha hecho un gran ritmo y por eso he rodado detrás de Jorge, pero no teníamos un gran ritmo. Estábamos ahí, parecía poco, pero no teníamos mucho más y hemos gastado bastante energía y neumáticos. Cuando Marc ha cometido el error habíamos perdido un segundo con los tres primeros y entonces he pensado que con el tercero no hacía nada y quería probar ganar, aunque Marc no se hubiese caído. Ahí ha sido cuando ha llegado el error, pero tenía que intentar ganar".

Volviendo a Lorenzo, ha comparado la situación de hoy con la de hace dos semanas: "Al contrario que en Sepang, que no vi el 'mapping', esta vez me lo han mostrado 7 u 8 veces (fueron seis) y lo he visto en todas. A pesar de eso, sabía que lo mejor para Ducati, para Andrea, que conocía sus dificultades para seguir ahí, y para mis opciones de victoria era seguir tirando. Soy un piloto consistente y llevo exactamente su moto y lo mejor para él, como él mismo ha dicho, era seguir. Tenía ritmo sifucuiente como para luchar por la victoria hasta el final. Si me preguntas qué hubiera pasado si hubiéramos alcanzado al segundo grupo y Andrea hubiera estado segundo, me habría ido para un lado y le hubiera dejado luchar por la victoria con Márquez por si él ganaba y Marc cometía un error. Pero como no estaba siendo así hasta el momento, creía que desobedeciendo o no haciendo caso a la sugerencia de Ducati estaba haciendo lo mejor para el equipo como así ha sido. No me he equivocado en mi sensación".

Y remató: "Yo entiendo que desde fuera y sin ser piloto, siendo Ducati y cuando estás sugiriendo a tu piloto algo y no hace caso, es normal que te pongas nervioso, pero yo sabía que estaba ayudando a Dovi atener esas dos décimas que necesitaba. Gigi me ha preguntado la razón y se lo he explicado y Dovi me ha dicho que no tenía más. No se por qué se intenta sacar de donde no hay. Posiblemente había curvas donde Dovi lo hace mejor que yo podía restarle alguna centésima pero en la carrera completa, como ha dicho él, si no hubiera tenido mi rueda se habría quedado".