Honda contraataca| EFE

Honda apuñala a Fernando Alonso con una sorpresita bomba

stop

La fábrica japonesa deja al asturiano en una situación muy delicada

23 de noviembre de 2017 (13:36 CET)

Cada vez que la televisión pincha el audio de Fernando Alonso comunicándose con  su box durante las carreras, desde Honda se echan a temblar. Y es que son constantes las quejas del piloto asturiano respecto al nulo rendimiento de su motor.

Razón no le falta. La unión de McLaren con el motorista japonés ha sido un desastre desde el primer día. La falta de velocidad y la poca fiabilidad han sido la tónica habitual en estas tres temporadas.

Pero eso se acabó. McLaren decidió hace unas semanas desprenderse de Honda y montar motores Renault en sus monoplazas de cara al a temporada que viene. Un cambio que supuso un alivio para el propio Alonso y para los seguidores de la escudería británica.

No es lo que parece

Pero desde Honda han lanzado una bomba que ha dejado helados a los fans del español. Desde Japón tiene la intención de, empezando den la pretemporada y durante todo el año, dotar a su motor de unas prestaciones que superen las de la marca francesa.

Honda, que será el motorista de Toro Rosso a partir del próximo curso, quiere no tan solo igualara las prestaciones del motor Renault, sino superarlo. Yusuke Hasegawa, el jefe del proyecto de la marca nipona en la Fórmula 1, aseguró que “nuestro objetivo para 2018 es ir más allá de superar a Renault”.

Unas declaraciones que ponen en un serio aprieto a los de Wooking y al propio piloto español, que estaban convencidos que con el cambio de motor, todo iría a mejor. Pero esta nueva puñalada de Honda ha hecho mucho daño. Y es que no les falta razón.

¿Un nuevo desastre?

De momento, todas las simulaciones que se están llevando a cabo desde Inglaterra con el nuevo motor Renault acoplado al chasis británico, no reflejan mucho cambio respecto al motor Honda.

Sí que es cierto que el aumento de prestaciones existe, pero no es tan grande como en un principio se podía esperar. De hecho, toso apunta a que McLaren estará de nuevo muy por detrás de los tres granes.

Mercedes, Ferrari y Red Bull seguirán jugando otra liga mientras McLaren, si todo va bien, luchará con Force India y los Williams por hacerse un hueco entre los puntos. Unas previsiones que, si lo que dice Hasegawa son ciertas, serán aún peores y no sería de extrañar ver a un Toro Rosso arrancarle las pegatinas al Renault de Alonso.

Un Alonso que, o la situación da un giro de 180 grados, o ya puede despedirse de la lucha por el campeonato.