"Hay que echar a Marc Márquez", Valentino Rossi mueve los hilos en Misano

stop

El piloto italiano quiere dar continuidad a las líneas maestras de su plan con una estocada clave

Valentino Rossi junto a su amigo y cómplice Uccio y el nuevo casco en que aparecen ambos | EFE

10 de septiembre de 2016 (18:42 CET)

Ha llegado la hora. Valentino Rossi sabe que Missano es territorio VR46 y hará lo posible por refrendarlo con una carrera para el recuerdo. El italiano no solo se ha propuesto ganar en casa, sino asestar un fuerte recorte a Marc Márquez en la clasificación general. El de Missano es uno de los circuitos clave que componen las líneas maestras del plan maquiavélico de Rossi. "Hay que echar a Márquez", le susurran al oído los cómplices del siete veces campeón de MotoGP. 

El Dottore no se da por vencido. Y como avanzó GOL hace semanas, la intención de Rossi pasa por apretar mucho a Márquez con el objetivo de que la presión le lleve a soltar gas o a tomar demasiados riesgos. Y riesgos pueden ser sinónimo de una caída. La diferencia es todavía de 50 puntos en la general. Pero Missano puede significar una estocada letal si se cumple el plan.

Una caída/abandono de Márquez sumado a una victoria de Valentino Rossi comporta un recorte de 25 puntos. El catalán, no obstante, es inteligente y en las últimas carreras está adoptando un rol mucho más conservador. Prefiere no asumir grandes riesgos a cambio de que el italiano le recorte pocos puntos. Y tiene la fortuna de que Jorge Lorenzo se ha salido de la pomada.

Los aliados de Rossi

Sin embargo, el principal problema de Márquez no será Rossi, que buscará el contacto pero con ciertas precauciones. El verdadero peligro para el de Cervera son los aliados del Dottore en la parrilla: Maverick Viñales, Andrea Iannone y Cal Crutchlow. Se trata, ni más ni menos, de los pilotos que han ganado los tres últimos grandes premios. Márquez juega en territorio hostil.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad