Hachazo a Fernando Alonso: las previsiones internas para un McLaren campeón

stop

Las aspiraciones del motor Honda dejan al piloto asturiano en la estacada

Fernando Alonso llama a Mercedes

21 de agosto de 2016 (22:16 CET)

Fernando Alonso tiene, al menos, un problema. Fichó por McLaren-Honda y decidió sacrificar tres años de su gloriosa carrera con el objetivo de pelear nuevamente por el título de campeón del mundo. De momento, esta es su segunda temporada en la escudería británica desde que regresó y todavía no ha tenido una ligera aspiración a ganar una sola carrera. El año que viene termina su contrato y, como no cambien mucho las cosas, su sacrificio habrá sido en vano.

En las últimas horas, Yusuke Haseguawa, responsable del motor Honda, ha declarado que se siente muy satisfecho de las mejoras que está experimentando este año el monoplaza. Afirma sin tapujos que, de cara al año que viene, el objetivo es alcanzar a Mercedes. Asegura que "sus números son increíbles (…) pero su diferencia de potencia no ha cambiado desde el principio de temporada", cosa que sí ha ocurrido con McLaren. Entiende que el margen de mejora de la firma alemana es muy inferior.

Este margen de mejora, tan grande para McLaren, y el hecho de que el año que viene se suprima el sistema de tokens y se puedan hacer todas las implementaciones que se estimen oportunas durante la temporada otorga ese posado tan optimista a Hasegawa. Sin embargo, de sus declaraciones se desprende un proyecto a largo plazo, en el que ganar en 2017 sería una utopía.

Conclusiones poco alentadoras

Fernando Alonso es el piloto mejor pagado de la parrilla y termina contrato en 2017. El gran problema que se le avecina es que en McLaren quieran renovarle de cara a 2018 y 2019, cuando se supone que el monoplaza estará en su máximo esplendor. El trabajo de Alonso está viniendo bien por ahora debido a su veteranía y a su gran conocimiento de Ferrari. A Mercedes, ya los conocían en McLaren porque estuvieron mucho tiempo asociados.

La conclusión es que Alonso ha sido útil, pero en el futuro será dispensable. ¿Por qué? Pues porque los años pasan para todos, el dinero que se le paga empieza a considerarse excesivo y, además, hace gala de un fuerte carácter que no ayuda a mantener la mejor imagen del equipo. Pese a todo, el asturiano mantiene la consideración de ser uno de los mejores pilotos de la F1. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad