“Fui a ver a Michael Schumacher” (y esto es lo que pasó: “Es duro, muy duro…”)

stop

Las últimas declaraciones sobre el estado de salud del 'Kaiser'

21 de abril de 2018 (12:44 CET)

Vuelve a la primera plana. El piloto más laureado de la historia de la Fórmula 1 es noticia. Su estado de salud sigue siendo muy preocupante.

Pasan los años desde aquel fatídico accidente pero Michael Schumacher sigue desaparecido. Recluido. Encerrado. Escondido a la sociedad.

El último capítulo que sale a la luz “es duro, muy duro”, según publican este sábado algunos medios de comunicación internacionales. Las novedades son muy poco halagüeñas.

Rubens Barrichello, ex piloto de F1 y compañero de Schumacher durante seis años en Ferrari, trató de visitar recientemente al Kaiser. No se lo permitieron.

El siete veces campeón del mundo sigue ingresado y las visitas están prohibidas. La familia no quiere que ningún tipo de información salga a la luz.

“Traté de encontrar una manera de ir a visitarlo. Me dijeron que no nos haría bien ni a él ni a mí… Así que no tengo noticias, pero debemos respetar los deseos de la familia”, confesó Barrichello a la televisión brasileña Globo.

El ex piloto brasileño se vio privado de esa visita que sí pudieron hacer en el pasado otros pilotos y capos de la F1 como Felipe Massa, Ross Brawn y Jean Todt.

Todos ellos fueron a su casa de Suiza para ver al Kaiser, pero su familia ha dicho basta porque se diga lo que siga se magnifica.

Así lo confesó el propio Todt tras su visita: “Michael sigue luchando”. Mientras que Massa le dedicó unas sentidas palabras: “Rezo a Dios para que te proteja, hermano”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad