Filtraciones en Moto GP colocan a Valentino Rossi a un paso de la retirada

stop

El piloto italiano acumula siete años sin proclamarse campeón y aumentan las dudas sobre su futuro 

Valentino Rossi reconoce la verdad más dura al salir del Hospital de Rimini | EFE

18 de octubre de 2016 (12:28 CET)

El desenlace del Mundial de 2015 fue demasiado traumático para Valentino Rossi. El italiano, campeón del mundo en nueve ocasiones, todavía no se ha repuesto del fiasco de hace un año y ya acumula siete temporadas sin sumar un nuevo título en su palmarés. A sus 37 años, muchos hablan ya del declive de Valentino, el piloto más mediático, y algunos auguran su retirada dentro de un año si la próxima temporada no logra mejores resultados.

2016 está siendo un mal año para Rossi. Él mismo lo reconoció en Motegi. "Me sabe mal decirlo, pero nunca he estado en condiciones de pelear por el título. En cambio, en 2015 me robaron el título como pudo ver todo el mundo", manifestó el piloto italiano tras el Gran Premio de Japón. Yamaha no evolucionó el motor de su moto desde el Gran Premio de Italia (sexta prueba del calendario) y desde entonces Márquez impuso su superioridad.

La obsesión de Valentino

Rossi, un piloto tan extrovertido como polémico, ambiciona su décimo Mundial. Ni tan siquiera es un reto, sino una obsesión. Sin embargo, físicamente no se encuentra en su mejor momento y nunca había obtenido unos resultados tan mediocres. El Doctor está preocupado y sabe que necesita una moto muy potente en 2017 para optar por el título.

Sentenciado el título de 2016, llega el momento de la reflexión para Rossi, que suma cuatro carreras sin sumar un punto cuanto todavía quedan tres grandes premios para que acabe el Mundial. El presente no le preocupa. Ahora pondrá todos los sentidos en presionar a Yamaha para que la moto de la próxima temporada sea mucho más competitiva. Y cuenta que Maverick Viñales será mucho mejor aliado que Jorge Lorenzo, quien la próxima temporada correrá con una Ducati.

El principio del fin

Rossi, el gran campeón, está en crisis. Busca nuevos estímulos para agrandar su leyenda. En 2015 perdió la gran oportunidad de adornar su currículum con el título más deseado y sabe que sus opciones de ganar un Mundial pasan por arrancar muy fuerte en 2017. Si lo consigue, nadie se acordará de su edad. Si fracasa, el final estará mucho más cerca. Márquez, su sucesor, sólo tiene 23 años y espera noticias.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad