¡Ferrari se arrepiente de haber echado a Fernando Alonso!

stop

Fuentes próximas a la cúpula de la escudería admiten que se equivocaron con el piloto español

Ferrari, en el punto de mira de los equipos de la Fórmula 1 | EFE

25 de octubre de 2016 (12:32 CET)

Ferrari sigue en crisis. Deportiva y de identidad. La escudería más mítica de la Fórmula 1 no celebra un Mundial desde 2007 cuando Kimi Raikkonen se impuso a Fernando Alonso y Lewis Hamilton en un final tan emocionante como crispado. Desde entonces, Ferrari ha estado a la sombra de Red Bull y Mercedes. En Maranello están desesperados y muchos lamentan ahora la salida del piloto español, campeón del mundo en 2005 y 2006.

Alonso salió de Ferrari por la puerta de atrás. Peleado con la cúpula de la escudería. Harto de denunciar que no tenía un coche competitivo. Algunos cambios internos precipitaron su marcha de Maranello y su sustitución por Sebastian Vettel. El alemán no ha mejorado las prestaciones del español y las críticas del pasado a Fernando han dado paso a un periodo de reflexión. De análisis.

"Ferrari se arrepiente de haber echado a Fernando Alonso como a un perro", manifestó hace dos semanas a Diario Gol una fuente de la Fórmula 1 que tiene hilo directo con los responsables de la escudería italiana. Y añadió:  "El problema no era Fernando. Era el equipo. Su estructura".

El funcionamiento de Ferrari

Uno de los periodistas que mejor conoce el funcionamiento de Ferrari, Pino Allievi, sostiene la misma tesis que Diario Gol. El redactor jefe de motor de La Gazzetta dello Sport recalcó que, el pasado fin de semana, en Estados Unidos, "se vio al mejor Alonso, que tiene unos límites con el nuevo coche que ni siquiera imaginamos". En un artículo, Allieve sentenció: "Son muchos los que siguen lamentando su marcha en Maranello".

Alonso ha pasado de ser el villano a un piloto respetado. Los problemas de Ferrari no se han solucionado sin el asturiano. Al contrario. En Marenello muchos echan de falta los consejos de un piloto tan perfeccionista y escrupuloso como el bicampeón del mundo de Fórmula 1. Aunque tarde, en Ferrari se arrepienten de su marcha. Todo un éxito para Fernando.

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad