Ferrari saca los trapos más sucios de Fernando Alonso a la luz

stop

Los italianos dejan en evidencia las miserias del bicampeón

06 de mayo de 2017 (12:09 CET)

Futuro incierto. A sus 35 años, Fernando Alonso atraviesa el último año de su contrato con McLaren-Honda y de momento sigue sin tener decidido su futuro.

La situación en la escudería británica es cada vez más insostenible. Las promesas no se cumplen y los resultados siguen sin llegar. De hecho, el MCL32 todavía no ha visto la bandera a cuadros esta temporada.

En este sentido, Alonso no quiere echar más leña al fuego: "Soy una persona feliz, pero los fines de semana de carreras soy un robot para intentar sacar el mejor resultado posible y dejas la felicidad a un lado. Han sido años complicados, de frustración. Pero hay que tener paciencia", declaró en una entrevista concedida a la CNN.

Opciones para el futuro

En la misma intervención, habló acerca de su renovación por el equipo de Woking: "Quizá estoy en el final de mi carrera de F1. Tengo 35 años, llevo 16 compitiendo y seguro que me quedan menos años por correr que los que he corrido. ¿Cuánto estoy dispuesto a esperar? Pues no mucho, no mucho", dijo en cuanto a la propuesta de renovación que espera.

 "Yo acabo contrato este año y tengo la libertad que no tenía los anteriores de poder cambiar de equipo o no. Estoy muy abierto a cualquier posibilidad salga lo que salga, y dispuesto a disfrutar, que es lo más importante en este momento de mi carrera. Ser feliz, y para mí eso significa ganar e intentaré hacerlo lo antes posible", añadió.

La verdad de Ferrari

Sin embargo, en Ferrari manejan una información que no le deja a Fernando muchas puertas abiertas en la máxima categoría del motor.

En la escudería italiana aseguran que si sale de McLaren no tendrá a dónde ir, pues el bicampeón tiene cerradas las puertas de todos los grandes.

En Mercedes Lewis Hamilton veta su llegada, mientras que en Red Bull apuestan por perfiles de pilotos jóvenes, no por viejas glorias. En Ferrari las cosas terminaron demasiado mal como para volver y Sebastian Vettel no aceptaría nunca la incorporación del asturiano.

Además, ninguno de ellos se la jugaría por un piloto al que consideran prepotente, egoísta y con los humos demasiado subidos a pesar de llevar años sin ganar nada.

Con todo, en Ferrari se divierten con los ultimátum de Alonso. Opinan que son tan ridículos como su elección de McLaren para salir de Ferrari.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad