Ferrari prepara un bombazo más bestia que el regreso de Fernando Alonso  

stop

La Scuderia triunfa en la pretemporada de Montmeló

McLaren-Honda y Fernando Alonso cierran un acuerdo brutal  | EFE

06 de marzo de 2017 (18:11 CET)

Aceleración total. Los primeros test de pretemporada en Montmeló dieron mucho de qué hablar. Mientras que algunos equipos salieron muy beneficiados y reforzados, otras escuderías vivieron una auténtica pesadilla.

La cruz de la jornada la marcó McLaren-Honda; los problemas acecharon a la marca británico-nipona que no consiguió rodar al 100%. Fernando Alonso vio como la fiabilidad volvía a acechar al binomio. Un jarro de agua fría.

La otra cara de la moneda la protagonizaron Mercedes y Ferrari. El equipo germano brilló con luz propia y demostró que sigue en la cúspide. Las mejoras de la nueva joya de Hamilton y Bottas despiertan un gran interés.

Ferrari pisa el acelerador

La gran sorpresa llegó de la mano de los italianos. Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen dieron la campanada. Rodaron cerca del listón marcado por los Mercedes y demostraron que podrán dar guerra este año.

Tras terminar 2016 por detrás de los líderes y Red Bull, la marca del caballo ha trabajado a consciencia estos últimos meses. Desde Italia las mejoras llegan; han avanzado mucho.

Estas percepciones son compartidas por los pesos pesados del paddock. Tanto la marca germana como el resto de escuderías han quedado boquiabiertos con el gran paso hacia delante de Ferrari.

No se ha visto todo. La idea es clara. Los grandes rivales consideran que los de Maranello se han guardado algún as en la manga; el coche es aún mejor de lo que parece.

La reacción de Alonso

Si el globo no se deshincha a la hora de la verdad, todo apunta a que los rojos serán grandes favoritos a batallar de tú a tú para llevarse el Mundial.

Esta mejora considerable de Ferrari no parece haber caído en gracia a Fernando. Y es que el pasado domingo, el asturiano habló para sus fans en un directo de Instagram. En esta conexión, el ovetense volvió a romper una lanza a favor de Red Bull y evitó hablar de los italianos.

El bicampéon de Fórmula 1 se la jugó dejando la marca del caballo y ahora parece que se confirmará que se equivocó. Por el momento poco se sabe y todo son rumores. Tal como asegura Alonso, los tests son solo pruebas. En Australia se verá la verdad.