Fernando Alonso | EFE

Fernando Alonso, Vettel y lo que pasó en el box de Ferrari con el himno de España

stop

El lío en la escudería italiana con el piloto de McLaren como protagonista

04 de septiembre de 2018 (11:57 CET)

El Gran Premio de Italia de Fórmula 1 fue, de largo, uno de los más divertidos para los espectadores. La lucha encarnizada entre Ferrari y Mercedes deparó momentos de pasión y nervios en ambos boxes.

Eso sí, como viene siendo habitual en los últimos tiempos, fueron los alemanes los que se llevaron el gato al agua. Sebastian Vettel no tuvo el temple y la paciencia necesaria y se lanzó con todo a por Lewis Hamilton en una chicane donde es más que difícil pasar limpio.

El alemán chocó contra el inglés y su carrera se arruinó. Kimi Raikkonen estuvo muchas vueltas delante, pero el trabajo en equipo de Mercedes, que usó a Valtteri Bottas como perfecto tapón para Lewis, acabó dando sus frutos y el vigente campeón se subió a lo más alto del podio de Monza.

Y, como es también tradición en Monza, los tifossi le dedicaron una sonora pitada. Acudieron en masa al podio para dejar claro que, o bien gana Ferrari en casa, o el show está servido.

El lío con el himno de España

Y no había mejor oportunidad que la del pasado domingo para volver a ver a un monoplaza rojo en lo más alto. Vettel lo tenía todo de cara para darles una alegría a los seguidores incondicionales del equipo italiano.

Sebastian Vettel  | EFE

Pero, de nuevo, fracasó. Y no es la primera vez que ocurre. Han sido varias las veces que el alemán, que se había mostrado muy fuerte en su época en Red Bull, donde consiguió cuatro campeonatos consecutivos, ha echado por tierra sus opciones con fallos propios de un piloto menor.

Y en el box lo saben. De hecho, no son pocas las voces, en especial en el sector de los mecánicos, que han perdido mucha confianza en el germano. Tanta, que incluso ya hay quien recuerda las épocas en las que Ferrari ganaba incluso teniendo un coche pero que el del resto de sus rivales.

Y claro, en Monza, tras ver lo ocurrido en la pista, no fueron ni uno ni dos los que recordaran que fue Fernando Alonso el último en hacerse con la victoria en el Gran Premio de casa a manos de un Ferrari.

Su nombre volvió a sonar entre el equipo de mecánicos e incluso hubo uno que, con la clara intención de reinvindicar la figura del asturiano, no hizo otra cosa que silbar tranquilamente el himno de España mientras empaquetaba sus cosas una vez la ceremonia del podio había acabado. El lío está más que servido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad