Fernando Alonso tiene un plan para dejar plantado a McLaren

stop

El piloto asturiano se deja querer y tiene hasta cinco alternativas sobre la mesa

El grande de la F1 que destroza a Fernando Alonso: problemático, prepotente, chulo (y un bombazo que liquida al piloto de McLaren) | EFE

17 de octubre de 2016 (20:15 CET)

Fernando Alonso se deja querer. Sabe que el sueño de levantar el título de campeón del mundo de la Fórmula 1 con McLaren-Honda no es más que eso, un sueño. Una ilusión. Un espejismo alimentado por Ron Dennis, Yusuke Hasegawa y el resto de componentes que forman el prestigioso equipo británico. Prestigioso, pero a la deriva desde que rompió con Mercedes. Mientras el antiguo socio triunfaba, McLaren naufragaba. Hasta que se embarcó en una nueva aventura, a la desesperada, con Honda. Y en esas están.

El piloto asturiano decidió apostar y sigue metido de lleno en el proyecto. Pero cada vez es más realista. Tanto, que el olfato le dice que no deje escapar la oportunidad de subirse a un nuevo tren rumbo al ansiado final feliz. Ese tren, como no puede ser de otra forma, es el de Mercedes. Pero depende de varias variables: que Lewis Hamilton rompa previamente con el equipo alemán y que Alonso esté dispuesto a rebajarse su elevado salario, el más alto de la parrilla.

Fernando sabe cuáles son las condiciones y está dispuesto a jugar sus cartas. En estos momentos, el plan del asturiano pasa por aceptar cualquier cosa que venga de Mercedes. En caso contrario, tratará de seguir apostando por McLaren a pesar de las otras ofertas que tiene sobre la mesa.

Hay vida más allá de la F1

Y esas otras opciones son atractivas. No en el plano económico, sino en el personal. Porque Alonso hace tiempo que lo dice a gritos: ya no se lo pasa bien en la Fórmula 1, ansía volver a divertirse con las carreras. Regresar a Renault es una posibilidad que también está sobre la mesa. El retorno a casa del hijo pródigo. Pero cada vez pierde más enteros. También Willams ha llamado a su puerta, sin éxito por el momento. 

El piloto asturiano sondea más seriamente la posibilidad de cambiar de ámbito. Su talento es conocido en todo el mundo del motor y por eso mismo, ofertas no le faltan. En estos momentos el piloto asturiano tendría la posibilidad de correr tres competiciones que le ponen los dientes largos: el campeonato mundial de resistencia –con oferta en firme de Porsche–, la Indy Car y la NASCAR. Estas dos son las competiciones de coches que triunfan en Estados Unidos.