Fernando Alonso tiene un enemigo dentro de Mercedes que veta su fichaje 

stop

El gran detractor que dice 'no' al asturiano

Mercedes se mofa de Fernando Alonso (en su cara)

03 de diciembre de 2016 (10:38 CET)

Incertidumbre. Con la sorprendente retirada de Nico Rosberg de la Fórmula 1, se ha abierto un escenario de lo más interesante. El asiento más preciado de la parrilla está libre; Mercedes tiene una vacante por ocupar.

Este nuevo escenario ya ha encendido la mecha. Y es que la marca germana tiene la intención de ocupar el volante del piloto saliente con un nombre que esté a la altura.

Las carambolas que pueden tener lugar en las próximas semanas, ya corren como la pólvora. Varios son los hombres que suenan con fuerza, aunque los que ganan más papeletas son Fernando Alonso, Max Verstappen y Daniel Ricciardo.

Las conversaciones corren como la pólvora

Los rumores vienen y van, aunque la posibilidad de que el asturiano vuelva a juntarse con Lewis Hamilton resulta de lo más atractiva.

Al parecer, el ovetense y su manager ya han sondeado la situación con la cúpula de Mercedes. El Nano es consciente de que hay una vacante en el coche más competitivo de la parrilla; es una oportunidad de oro.

El capo que dice 'no' a Alonso

Sin embargo, este tanteo ya tendría su primer detractor. Según informan fuentes internas del paddock, Niki Lauda sería uno de los pesos pesados de la marca alemana que no avalaría el fichaje de Alonso.

La idea de austríaco es apostar fuerte con Hamilton, dejando el asiento a una joven revelación. Verstappen parece ser su favorito, ya que la idea es pensar a medio plazo.

Con el presente bien apuntalado con el británico, el objetivo de la escudería debe ser buscar un nuevo talento que dé garantías de cara al futuro.

Por ello, Fernando pierde papeletas, ya que se trata de uno de los pilotos más preciados y veteranos de la parrilla. Por lo contrario, Max se postula como uno de los más sonados en los despachos de Mercedes. La puja está servida

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad