Fernando Alonso tiene al enemigo en casa

stop

El piloto español está muy molesto con las prestaciones de su coche y los errores cometidos por su equipo en China

Fernando Alonso en la Toscana

19 de abril de 2016 (16:14 CET)

Fernando Alonso intuye muchos problemas en los próximos meses. El piloto asturiano está decepcionado con las prestaciones del MP4-31 y, sobre todo, con las decisiones de los responsables técnicos de McLaren en el Gran Premio de China. El bicampeón del mundo está convencido de que tiene al enemigo en casa.

Los problemas se acumulan para Fernando Alonso, que sigue sin puntuar en el Mundial de 2016. El pasado domingo, el piloto español corrió con molestias, pero acabó mucho más preocupado por las decisiones erráticas de McLaren que por sus dolencias.

Aerodinámica, motor y neumáticos

Alonso encaró el Mundial consciente de que McLaren-Honda debía mejorar muchas cosas. Entre ellas, la aerodinámica y la potencia del motor del MP4-31. Estos dos problemas han sido analizados, pero no resueltos y el coche es muy lento en las rectas.

El bicampeón del mundo, sin embargo, acabó muy molesto con los errores cometidos en McLaren durante la carrera. Alonso corrió 45 de las 56 vueltas con neumáticos medios, los más lentos.

Apoyos a Alonso

Alonso, con contrato en McLaren hasta 2017, se encuentra en una situación muy delicada y en los últimos días ha recibido el apoyo moral de algunos compañeros. Mikka Häkkinen, doble campeón del mundo, manifestó: "El comportamiento del coche no es lo suficientemente bueno. Deben seguir trabajando duro porque no hay atajos ni milagros. Sólo desarrollo. A Alonso puede costarle algunos años volver a ganar".

Lewis Hamilton, actual campeón del mundo y compañero de Alonso en McLaren en 2007, proclamó: "No me gustaría estar en el lugar de Fernando". Hace nueve año, los dos pilotos chocaron, pero la relación actual entre ambos es cordial. De respeto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad