Fernando Alonso se ríe de McLaren-Honda

stop

El piloto español enciende al equipo con unas declaraciones irónicas

La cara más alegre y risueña de Fernando Alonso

16 de junio de 2016 (19:23 CET)

Reír por no llorar. La temporada de Fernando Alonso está siendo un auténtico chasco. El asturiano esperaba unas mejorías que después de seis grandes premios aún no han llegado. Y lo peor es que no se las espera, como mínimo, hasta la próxima temporada. Ni la unidad de potencia, ni el chasis ni la fiabilidad del bólido están a la altura de las grandes escuderías. Frente a ello, Alonso solo puede resignarse.

El dos veces campeón del mundo empezó la temporada con energías renovadas. Parecía que el MP4-31 podía dar la campanada. De hecho, era el propio Ron Dennis quien en pretemporada afirmaba que "McLaren Honda dará la sorpresa esta temporada". Pero estas palabras han quedado en papel mojado. Y es que en condiciones normales y si ningún coche tiene problemas, el MP4-31 está condenado a ocupar, como máximo, la décima plaza.

Fernando Alonso: "Podemos acabar cuartos el Mundial"

Alonso está adoptando la misma postura que en la recta final de la pasada temporada: resignación. Las mejoras y el duro trabajo en Woking no han dado el fruto deseado. Desde la escudería se esperaba que en 2016 se pudiera luchar por conseguir hacer podios. Pero la realidad es que el proyecto ha sido un fiasco. El equipo deberá seguir trabajando en ello y hasta 2017 no se podrán ver mejoras significativas.

Aun así, el asturiano no pierde su peculiar humor. "¿Acabar cuartos? Creo que lo podemos hacer. Hay algunos circuitos en los que podremos ir mejor respecto a otros coches", expresó el español para citado medio, matizando que "la situación es particular, ya que el próximo año cambian las reglas técnicas y el hecho de trabajar para el 2017 traerá complicaciones de cara a la evolución del monoplaza de 2016".

Las declaraciones del piloto asturiano ironizan sobre la cuarta plaza en el Mundial de Constructores. Por ello, estas afirmaciones han sentado como un misil a algunos sectores de la escudería. Todos son conscientes de la inferioridad y no entienden por qué Alonso ironiza con este problema. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad