Fernando Alonso se pasa de frenada: la dura rajada contra McLaren tiene consecuencias

stop

El piloto asturiano termina decimosegundo y Button octavo

Fernando Alonso en el GP de Alemania

31 de julio de 2016 (16:46 CET)

Pésimo. Fernando Alonso ha tenido un fin de semana más que gris en el Gran Premio de Alemania. El piloto asturiano ha terminado la carrera decimosegundo, por lo que la sombra de la duda vuelve a caer sobre el equipo. Y es que el Nano no ha tenido su día y la estrategia tampoco le ha beneficiado.

El domingo ya ha empezado del revés para el ovetense. En la salida, el MP4-31 de Alonso se ha visto tapado por un Renault. Después, ha podido adelantar a Esteban Gutiérrez, Felipe Massa y Checo Pérez, pero al final le han terminado pasando la mano por la cara. Y es que además su compañero de escudería ha ido delante durante toda la carrera. En este sentido, la estrategia tampoco le ha favorecido y tras una mala primera parada ha perdido mucho tiempo. El resultado: el McLaren de nuevo fuera de la zona de puntos.

Sin embargo, esta jornada ha dado mucho más de sí. Y es que Alonso ha vuelto a incendiar los boxes tras unas afirmaciones polémicas hechas en público por el team radio. En este caso, Fernando no ha dudado y cuando le han animado a adelantar a Gutiérrez ha contestado que le ganaría la posición pero que luego perdería la plaza en el pit stop. Las palabras del asturiano han caído como una flecha envenenada en el equipo, ya que no es la primera vez que el español carga en público contra la escudería.

Enfado en los boxes de McLaren

En este caso, parece que las consecuencias a estas duras palabras del ovetense no se han hecho esperar. Y es que según desvelan fuentes internas del paddock, los 'capos' de McLaren están que trinan, ya que no entienden como un miembro del equipo echa tierra sobre el propio tejado. Las mejorías de la marca llegan en cuenta gotas, por lo que necesitan trabajar codo a codo. Por ello, las palabras del asturiano han sentado como un jarro de agua fría en los boxes de McLaren-Honda.

Ron Dennis ya avisó en su momento. Y es que el piloto español es muy temperamental y en situaciones difíciles tiene un carácter fuerte. A medida que pasan las semanas, Fernando va perdiendo adeptos en el equipo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad