Fernando Alonso se carga el nuevo motor Honda solo bajar del McLaren en Suzuka

stop

El piloto español fracasa en los entrenamientos libres de Japón

Fernando Alonso conduce su McLaren, en Monza / EFE

07 de octubre de 2016 (10:56 CET)

Fernando Alonso sabe que se juega mucho en Suzuka. En el circuito de Honda. Al bicampeón del mundo de Fórmula 1 le encanta pilotar con presión, pero tiene muchas dudas sobre las mejoras introducidas en el motor del MP4-31. Noveno en la primera sesión y octavo en la segunda de los entrenamientos libres del viernes, el piloto español pide calma a los aficionados. De momento, no tiene buenas sensaciones.

El examen de Suzuka será muy complicado para Alonso. El piloto asturiano se había marcado el reto de acabar la carrera entre los cinco primeros, pero los entrenamientos libres del viernes han cambiado su estado de ánimo. El MP4-31 sigue siendo un coche con muchas limitaciones. Las mejoras en el motor son insuficientes.

"Vamos a intentar hacerlo lo mejor posible. Estaremos rozando la Q3, así que habrá que remangarse", ha dicho Alonso, quien teme que la jornada del sábado será más complicada porque Daniel Ricciardo (Red Bull) podría superarle. "Seguramente estaremos un poco peor de lo que hemos estado el viernes. A pesar del susto, he obtenido un buen puesto en la primera sesión y en la segundo hemos intentado recuperar dando muchas vueltas con las que hemos recibido buena información en tandas largas. Tenemos que esperar", añadió el piloto de McLaren.

Alonso busca nuevos retos. Nuevos estímulos. Esperaba hacer mejores tiempos en Japón y duda de que la lluvia pueda ser su mejor aliado en Suzuka. "Es una lotería", sentenció el piloto español, muy preocupado por el rendimiento del motor del Mp4-31.

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad