Fernando Alonso se baja el sueldo para ir a Mercedes

stop

El piloto asturiano tiene información privilegiada

El último en avisar a Fernando Alonso | EFE

02 de diciembre de 2016 (17:12 CET)

Fernando Alonso tiene un ojo puesto en el presente y otro en el futuro. El piloto asturiano asumió hace tiempo que 2016 era un año de transición. De pequeñas alegrías y más decepciones.

El piloto asturiano no se ha cansado de decir a lo largo de este año que está convencido de que ganará un último título de campeón del mundo antes de retirarse. El asturiano manejaba información privilegiada.

El actual conductor de McLaren-Honda vislumbra su futuro en Mercedes. Es la única de las escuderías históricas que le queda por probar. Y está dispuesto a rebajarse el salario.

La noticia de la retirada de Nico Rosberg ha pillado a todo el mundo desprevenido. El alemán se va por la puerta grande, como campeón del mundo. Alonso, que lo conocía bien, se alegra por él.

Fernando es, precisamente, de los que menos se ha sorprendido por la noticia. El asturiano sabía por dónde iban a ir los tiros. Es una de las posibles apuestas de la escudería alemana.

Ganar a cualquier precio

El objetivo del piloto español es volver a ganar. No importa para quien corra. Y si tiene que pasar de los 36 millones que cobra actualmente a una cifra sensiblemente inferior, lo hará. 

Mercedes se haria cargo de la correspondiente indemnización que haya que pagar a McLaren por romper el contrato de Alonso un año antes de lo previsto. 

El MP4-31 no ha sido coche competitivo que le prometieron, aunque es cierto que ha ido mejorando gracias a los avances mecánicos de Yusuke Hasegawa.

Las previsiones para el próximo curso no son mucho más halagüeñas. McLaren aspira a subir al podio y a ganar alguna carrera, pero no al título de campeón del mundo. 

El español lleva meses deshojando la margarita con una conclusión clara: el único asiento que garantiza éxitos inmediatos está Mercedes.

El hándicap: Lewis Hamilton

Fuera de ahí no hay nada. La 'moto' de Ferrari se cae a pedazos. Red Bull es un quiero y no puedo. Williams dejó lo mejor en el pasado. Y no hay más gallos en el gallinero. Ni ninguno que pueda sorprender de hoy para mañana.

Por todo, el bicampeón del mundo de Fórmula 1 no quita el ojo a su llegada a la marca de Stuttgart. Sabe que Mercedes busca un piloto de nivel para relevar a Rosberg y él está a la espera. 

Las contras del fichaje de Alonso por Mercedes son evidentes: volvería a coincidir con Lewis Hamilton. Si ya había tensiones entre el británico y Rosberg este curso, podrían multiplicarse con Alonso y Hamilton juntos. 

Hay muchas rencillas del pasado. Heridas que no terminaron de cerrar, aunque en la actualidad ambos tienen una más que cordial relación

Para el espectáculo sería un gran acierto. En la Fórmula 1 se frotan las manos con la posibilidad de ver a Hamilton compitiendo con Alonso nuevamente en el mismo equipo. Pero Mercedes debe decidir si asume ese riesgo, o no. 

"El dinero no es problema"

En las últimas semanas las informaciones que colocan a Alonso en la 'pole' de los alemanes si las cosas se tuercen aumentan. Pero hay otras alternativas.

Toto Wolff, director ejecutivo del equipo germano, valora enormemente las capacidades de un piloto único que podría llevar a la marca a un nivel incluso superior.

Una idea que comparte el señalado que a través de Luis Abad, el hombre de confianza de Fernando, su mánager, quien avisó de que el asturiano estaría dipuesto a rebajar su caché de 36 millones de euros por año si Mercedes apuesta por su fichaje.

Abad, según ha podido saber Diario Gol, resumió el sentir del piloto con una frase lapidaria: "El dinero no es problema. Sólo piensa en lograr su tercer Mundial de Fórmula 1".

Fernando Alonso se deja querer y los jefes de Mercedes ya han tomado nota. No tardarán en salir nuevas novedades a la luz. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad