Fernando Alonso se agarra al contrato de McLaren

stop

El piloto asturiano seguirá incrementando su fortuna hasta 2017

Fernando Alonso al volante del MP4-31 | EFE

08 de abril de 2016 (22:33 CET)

Fernando Alonso es un negociador y ahorrador nato. También uno de los mejores pilotos de todos los tiempos. Pero su gran virtud consiste en llevar una década sin ganar absolutamente nada y mantenerse entre los mejor pagados de la parrilla con diferencia. Así lo acredita su fortuna acumulada –de entre 200 y 250 millones– en sus años en la Fórmula 1.

Ahora, consciente del bajón de caché que experimentará si sigue de fracaso en fracaso, Alonso se garra con fuerza al contrato con McLaren-Honda. Lo firmó junto a Ron Dennis, presidente ejecutivo de la escudería y personan non grata para Alonso. Su relación está repleta de turbiedades, tanto del pasado (2007) como del presente.

El español es consciente de que se le acaba el crédito. Muy pocas escuderías apuestan ya por él. Ninguna está dispuesta a contratarlo con un salario tan elevado como el que percibe actualmente. Acabó mal con Ferrari, y de las grandes ya solo le falta probar suerte en Mercedes y Red Bull. Ninguna de las dos está por la labor. Equipos más pequeños, como Renault y William no tienen el dinero que hace falta para satisfacer sus elevadas pretensiones.

Y al tercer año...

El piloto asturiano tiene contrato con McLaren hasta 2017. En este tiempo, sabe que no aspirará a ganar prácticamente nada. Todas sus expectativas están puestas precisamente en su último año de contrato. La apuesta consiste en estar dos años preparando un coche nuevo e inexperto para obrar el milagro al tercer año. Solo con un milagro podrá mantener tan elevados emolumentos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad