Fernando Alonso rechazó una oferta para dejar McLaren (¡por dinero!)

stop

El equipo que sigue tras el bicampeón

Honda abre una nueva posibilidad para el futuro de Fernando Alonso | EFE

23 de febrero de 2017 (20:22 CET)

Todo tiene un límite. A falta de un mes y tres días para que el Mundial de Fórmula 1 dé el pistoletazo de salida, los diferentes equipos ya presentan sus nuevas joyas.

El próximo viernes será el turno de McLaren-Honda. El binomio presentará el MCL32 con el que Fernando Alonso espera dar la campanada.

El asturiano tiene todas las expectativas puestas en este año. Sin embargo, nada está asegurado. Mientras que Zak Brown defiende el nuevo chasis de la marca británica, Yusuke Hasegawa no las tiene todas consigo. ¿Problemas de fiabilidad?

Un año y basta

Cara o cruz. El tiempo corre en contra para el ovetense. Su apuesta con la escudería británico-nipona empieza a no aguantarse. El mandamás de McLaren opina que este año no se ganarán carreras, aunque Alonso mantiene viva la esperanza. Optimismo total.

Fecha de caducidad. El Nano sabe que el tiempo se agota, por lo que no dará su brazo a torcer tan fácilmente. Aguantará una temporada más, pero no seguirá en 2018 si este curso los resultados no llegan. Todo tiene un precio.

Y es que la última prueba de fe que Fernando ha protagonizado ha tenido como máximo perjudicado Renault. El ex equipo de Alonso lo quiso. El asturiano dijo 'no'.

¿El motivo? Al parecer, no fue otro que el dinero. El bicampeón prefirió los 35 millones de McLaren-Honda, que no el nuevo proyecto del equipo con el que conquisto las mayores glorias. El sueldo era considerablemente inferior.

2018, un nuevo escenario

Por el momento, la puerta la marca del rombo se ha cerrado para el ovetense, aunque en 2018 todo puede pasar. Si el equipo francés no consigue nada se planteará dar un golpe sobre la mesa.

Lanzarse a por todas por el Nano puede ser el as en la manga de Renault. Tanto la escudería como el propio piloto español necesitan victorias como el aire que respiran. A finales de temporada, con los resultados sobre la mesa, todo se decidirá.