Fernando Alonso rechaza una oferta millonaria en la F1

stop

El piloto asturiano se permite decir que no al mejor postor

Fernando Alonso a las barricadas: lo ve todo en blanco y negro

17 de abril de 2017 (20:20 CET)

El mejor postor de la Fórmula 1 ha vuelto a llamar a la puerta de Fernando Alonso. Le ofrecen, una vez más, el mejor contrato del mundo.

No se trata de Mercedes, la escudería que ha dominado en los tres últimos años, sino de su actual equipo: McLaren. Pese al bache de resultados, siguen siendo los que más pagan.

El equipo de Zak Brown ha ofrecido a Fernando la nada despreciable cifra de 40 millones de euros anuales por un total de tres años más.

Actualmente, el piloto asturiano percibe un salario de 37,7 millones. La nueva cifra incrementaría sus emolumentos y, además, le garantizaría el 20% de los patrocinadores que él consiga.

Brown pronunció en marzo unas sorprendentes declaraciones a los medios: "Tiene cinco años por delante, si él quiere". Aunque la oferta oficial es por tres, ya hablan de alargarlo a cinco.

"Está muy motivado y en forma, y tiene cinco años por delante si él quiere. Estoy desesperado por que se quede y creo que lo hará si le damos un coche", aseguró en Melbourne el sustituto de Ron Dennis.

"Se ha comportado de una forma impecable. Ha dicho lo que siente porque los hechos son los hechos y él el mejor piloto del mundo", afirmó para ratificarlo.

La voluntad desde Woking es evidente. Cuanto peor marchan las cosas, más necesidad tienen de contar con el talento de Alonso.

Verano: fecha límite

Sin embargo, el piloto asturiano se hace de rogar. Como avanzó Diario Gol en su momento, Alonso no se pronunciará hasta verano.

Y si tuviese que decidir ahora, la respuesta sería más clara que el agua: "No".

Alonso lleva tres años de su carrera invertidos en un proyecto que hace aguas por todos lados. Está perdiendo la oportunidad de volver a reinar.

El piloto español ha hipotecado su futuro a cambio de promesas incumplidas y muchos ceros en su cuenta corriente. Pero se acabó.

En la última carrera aseguró que nunca había conducido un coche en la F1 con tan poca potencia. Y abandonó por tercera carrera consecutiva. Basta ya. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad