Fernando Alonso protagoniza el efecto dominó en el mercado de fichajes de la Fórmula 1

stop

Los nombres de pilotos contrastados también suenan con fuerza para los cambios previstos en 2018

El grande de la F1 que destroza a Fernando Alonso: problemático, prepotente, chulo (y un bombazo que liquida al piloto de McLaren) | EFE

03 de noviembre de 2016 (19:12 CET)

2018 será año de cambios en la parrilla de la Fórmula 1. El efecto dominó es inminente. Las escuderías trabajan a destajo para dejar cerrados cuanto antes sus nuevos equipos de cara a las temporadas que se avecinan. En 2017 habrá muy pocos movimientos –la entrada de Van Doorne por Button, por ejemplo– que amenazan con dispararse un año después. Fernando Alonso puede ser el encargado de abrir la veda.

La decisión del piloto asturiano, que termina contrato con McLaren-Honda en diciembre de 2017, será clave para la configuración del nuevo escenario. El hecho de ser el piloto mejor pagado de la parrilla tiene un papel muy relevante. Tanto como las opciones de Mercedes de prescindir de Lewis Hamilton por sus constantes salidas de tono.

La posibilidad de que Mercedes pose sus ojos en Alonso es real y está sobre la mesa. Pero para que uno entre, antes hay que dejar salir. Exactamente lo mismo que ocurre en Ferrari con Kimi Raikkonen. El finlandés ya no es lo que era y desde el equipo italiano le buscan una salida. Ello podría abrir las puertas al nuevo español de moda: Carlos Sainz. El piloto madrileño también es candidato a sustituir a Alonso si finalmente deja McLaren. 

El circo se pone divertido

Si marcha Sainz, Toro Rosso podrá subir a nuevas estrellas emergentes. Lo mismo que intentará hacer Force India para suplir la marcha de Nico Hulkenberg a Renault. Y el equipo francés, pese al fichaje, no descarta mejorar su dupla de pilotos con otra contratación. Las posibilidades que se presentan son variopintas. El juego se pone al rojo vivo

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad