McLaren recela de su piloto  | EFE

Fernando Alonso pide más dinero al conocer las simulaciones del McLaren-Renault

stop

El asturiano pone sus exigencias sobre la mesa

11 de octubre de 2017 (12:41 CET)

No pasará por el aro. Fernando Alonso no está dispuesto a ceder a las pretensiones de McLaren para retenerle. Los británicos quieren rebajarle el sueldo al asturiano, pero el bicampeón no piensa aceptar las nuevas condiciones que le proponen desde Woking.

Todo nace en la nueva alianza entre McLaren y Renault. Los malos resultados cosechados en los últimos años por el binomio McLaren-Honda agotaron la paciencia de los ingleses.

También la de Fernando, al que en cada final de curso le prometían mejoras importantes para el año siguiente. Le aseguraban al ovetense numerosas y notorias evoluciones que, a la hora de la verdad, nunca llegaron.

Cambio de cromos

Con todo, ambas compañías confirmaron lo que venía siendo un secreto a voces: McLaren y Toro Rosso cerraban un cambio de cromos. Renault pasaría a servir motores a McLaren mientras Honda formaría un nuevo equipo con la escudería satélite de Red Bull.

No obstante, este movimiento no iba a traer las buenas noticias que esperaba Alonso. Sobre todo en lo económico.

Hasta ahora, Honda se había hecho cargo de los 37,7 millones de euros que gana el español anualmente. Los nipones aportaban casi 90 millones de euros en investigación y sueldos, entre los que se encontraba el del bicampeón.

Tira y afloja

Renault, por su parte, no está dispuesto a asumir esa cifra, y tampoco McLaren, y han puesto al ovetense contra las cuerdas. O se rebaja la ficha o tendrá que buscarse un nuevo equipo.

Asimismo, tal y como recogía Diario Gol​, todavía no hay nada firmado entre Fernando y el nuevo equipo, y de momento el ex campeón no dará su brazo a torcer. La razón: los resultados de las simulaciones. Alonso no piensa perder ni un céntimo y mucho menos después de ver las simulaciones del nuevo monoplaza, que le colocan luchando con los de siempre: en la parte baja de la tabla y lejos de los aspirantes al título.