Fernando Alonso pega tres gritos en McLaren

stop

El piloto español, muy molesto con la actual crisis de la escudería británica

McLaren pone un ultimátum a Alonso para renovarle el contrato | EFE

23 de diciembre de 2016 (10:23 CET)

McLaren está en crisis. Inmersa en una profunda renovación desde que Zak Brown relevó a Ron Dennis como director ejecutivo, la escudería británica ha entrado en una espiral de dudas y tensiones.

La actual inestabilidad preocupa, y mucho, a Fernando Alonso. El piloto español no quiere vivir otra temporada sin aspiraciones en Woking y ya ha expresado su malestar en la escudería.

El bicampeón del mundo de Fórmula 1 quiere agotar el año de contrato que le queda en McLaren y condicionará su continuidad a que se cumplan las prometidas mejoras en el MP4-32.

Alonso quiere la máxima implicación de toda la escudería. En las últimas semanas ha detectado mucha incertidumbre y desmotivación, y teme que el nuevo curso no empiece con buen pie.

Las quejas de Jo Ramírez

Las malas sensaciones de Alonso han sido confirmadas, públicamente, por Jo Ramírez, excoordinador de McLaren entre 1984 y 2001.

"En McLaren están tristes y trabajan sin la pasión de antes", denunció el mexicano, una de las voces más respetadas en la escudería británica.

Ramírez aseguró que la actual situación en McLaren es "muy delicada" y lamentó que los despidos de Dennis y Jost Copito tengan un componente más político que deportivo.

Alonso, mientras, ha recibido mejores noticias de Honda, que ha prometido un motor mucho más fiable para el MP4-32.

El futuro del piloto asturiano, sin embargo, es incierto. En los próximos meses deberá decidir si intenta renovar su contrato con McLaren, si acepta alguna propuesta de otros equipos o si se retira de la Fórmula 1 y se pasa al Campeonato del Mundo de Resistencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad