Schumacher y Alonso| EFE

Fernando Alonso o la última hora de Michael Schumacher (y es estremecedora)

stop

El asturiano y las novedades respecto al alemán

18 de octubre de 2018 (12:10 CET)

​Fernando Alonso está a punto de dejar atrás su época en la Fórmula1. Y, sin duda alguna, uno de los mejores recuerdos que se llevará de ellas son las tremendas luchas que tuvo con Michael Schumacher dentro de la pista.

Y es que el asturiano siempre ha reconocido que el alemán ha sido uno de los pilotos más fuertes con los que ha tenido que luchar y que lo aprecia, y mucho, tanto a nivel deportivo como personal.

 

De ahí que, tras el desgraciado accidente del ex piloto hace ya tres años, Alonso siga muy atento las evoluciones del Káiser. Y la última hora que le ha llegado al de McLaren es estremecedora.

La última hora de Michael Schumacher

Y es que parece ser que el germano se está recuperando, muy poco a poco. O al menos eso es lo que se extrae de una información publicada en la revista París Match. Según el citado medio, en ocasiones Michael pasa de la cama a la silla de ruedas.

Una vez sentado en ella, el equipo de médicos y sus familiares lo pasean por su casa para intentar comprobar si las mejoras son casuales o progresivas. Parece que cada vez está mejor. Al menos, es consciente de lo que ve.

Vaya si lo es. Según publica el citado medio, cuando ponen a Schumacher mirando a las montañas y al bello paisaje que tiene delante de su casa, el ex de Ferrari se pone a llorar. Una noticia más que emotiva.

Michael Schumacher| EFE

Eso sí, no se queda ahí la cosa. Tal y como cuenta dicho medio, también lo hace cuando, a través de unos auriculares, el equipo de médicos a su cuidado le pone sonidos de motores de competición.

Su estado, una incógnita

Dos datos que, si bien encogen el corazón de todos, son más que positivos. Y es que, por mucho que sea dura pensar en las lágrimas de Michael, al menos esas lágrimas denotan una mejoría en su estado.

Un estado que, por otro lado, sigue siendo una incógnita. La familia quiso blindar a Schumacher y son muy pocos los que tiene acceso a él. No quieren filtraciones y menos fotografías.

Jean Todt, el que fue su jefe de equipo durante muchos años en la escudería italiana, reconoció hace apenas unos días que lo visita al menos dos veces al mes. Eso sí, por respeto a la familia, no quiso comentar nada respecto al estado del Káiser.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad