Fernando Alonso monta un show bestial en McLaren (y abre una puerta de salida radical)

stop

El piloto asturiano manda la estocada final a Honda

Fernando Alonso mete a Ayrton Senna en la última bronca con Honda | EFE

11 de junio de 2017 (22:34 CET)

Fernando Alonso ha estallado. El español montó un show bestial durante la carrera que se disputó este domingo en el Gran Premio de Canadá. Todo el mundo se quedó boquiabierto.

En un gesto a caballo entre un enfado radical y un arrebato más propio de una estrella del pop que de un piloto de Fórmula 1, Alonso se subió a la grada y se mezcló con la gente. Se zambulló entre las masas, aclamado. Eso sí, protegido por el casco.

Su reacción popera fue la consecuencia de un nuevo trompazo. No se chocó con nadie, pero el monoplaza de Honda le volvió a dejar tirado a dos vueltas para terminar la carrera.

El motor petó. Se rompió. Y le impidió cruzar la línea de meta. Igual que le pasó en la IndyCar. Cómo le ha sucedido en cinco de las seis carreras que ha corrido este curso. No quiere seguir con motor Honda. No continuará en McLaren a menos que vuelvan a recuperar los motores de Mercedes