Fernando Alonso maneja información muy sensible de Ferrari

stop

Las palabras de una voz interna dejan en jaque a la escudería

Fernando laonso ya sabe como será su monoplaza la próxima temporada | EFE

13 de octubre de 2016 (18:44 CET)

El perro y el gato. La mala relación de Fernando Alonso con Ferrari es vox populi en el paddock de Fórmula 1. El piloto español dejó en 2014 la escudería italiana y, desde entonces, las habladurías han perseguido a ambas partes. El asturiano no había finalizado el contrato con la escudería italiana, pero decidió acabar precipitadamente su relación con la marca del caballo. La relación cada vez era más tensa y el ovetense se había cansado de ser el 'segundón'. Por ello, prefirió jugar todas sus cartas en un nuevo proyecto que empezaba de cero: McLaren-Honda. En los últimos dos años, las pullas de un bando hacia el otro han sido constantes de forma directa, aunque también indirectamente.

De hecho, el último en tomar la palabra ha sido Luca Baldisseri. El que fuera ingeniero del equipo durante 27 años, ha salido en público. El extrabajador de Ferrari ha salido a la palestra y precisamente no ha dejado en buena posición a la marca roja. Y es que Baldisseri ha dejado al descubierto la crisis por la que pasa la escudería. "Ya no son un equipo, sino un grupo de personas asustadas. Allí adentro hay un clima de terror, los muchachos no inventan nada, no quieren decidir nada por temor a ser expulsados", afirma el ingeniero.

Baldisseri sabe lo que es ganar, ya que formó parte de la etapa ganadora de la Scuderia. Junto a Todt, Brawn, Byrne y Schumacher, Luca trabajó para la marca roja durante los cinco años de glorias consecutivas. Sin embargo, ahora las tornas han cambiado y Ferrari lleva varias temporadas en blanco. Ni más ni menos que nueve años llevan los del caballo sin ganar un Campeonato de Pilotos.

En esta línea, Luca no dudó al afirmar: "Ferrari debe encontrar una organización eficiente y estabilidad, además de tener la necesidad de que los pilotos que no cometan errores. Entiendo que Marchionne quiera ganar de inmediato, pero la Fórmula 1 no funciona así: es difícil lograrlo en menos de tres años de trabajo". De hecho, estas palabras no llegan solas, ya que las declaraciones de Baldisseri también son compartidas con varios miembros de la escudería que siguen en activo. Alonso sigue manteniendo contacto con muchos de ellos, por lo que sigue de cerca lo qué ocurre en el equipo. Según desvelan fuentes internas del paddock, Sebastian Vettel está más que señalado y los ánimos en la escudería cada vez son más tensos. Pintan bastos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad