Fernando Alonso liquida el nuevo Ferrari con una bomba de Vettel (y se monta la de Dios)

stop

El piloto asturiano se pone a la defensiva tras las burlas vertidas sobre McLaren-Honda

La traición de Honda a Fernando Alonso y McLaren | Oakley

25 de febrero de 2017 (14:58 CET)

Ocho temporadas sin ganar. Solo dos veces se han visto rachas peores en la historia de Ferrari. 10 temporadas en blanco desde 1965 a 1975, y 15 entre 1984 y 1998. Los italianos van camino de igualar algunos de los registros más nefastos de la escudería.

Fernando Alonso constata esta realidad. Sabe de qué habla y conoce a la perfección los entresijos de Ferrari. La escudería italiana no tiene secretos para el asturiano. Vale la pena escucharlo cuando habla del equipo de Maranello.

El ovetense opina que Ferrari tardará mucho en volver a ser lo que fue e, incluso, se atrevió con una apuesta muy arriesgada. Cargó duramente contra la escuadra italiana tras conocer las mofas de su parte hacia el proyecto de McLaren-Honda

Fernando se la juega

Se van a dar de bruces, aventuró. Para Alonso, Mercedes y Red Bull están muy por encima del Cavallino Rampante y no ve que su ex escudería vaya a realizar una buena temporada. 

Todo lo contrario. Estará más lejos que nunca del nivel de los campeones. Sufrirán para conseguir algún resultado digno del equipo que defienden. Están acabados. 

El bicampeón ve muy difícil que Sebastian Vettel o Kimi Raikonen puedan colarse entre los primeros clasificados del Mundial. Además, aseguró que el alemán no está para ser campeón. Solo es capaz de ganar cuando tiene el mejor coche. 

Mercedes y McLaren estarán por encima

Está convencido de que Daniel Ricciardo, Max Verstappen (Red Bull), Lewis Hamilton y Valtteri Bottas lograrán mejores resultados y dejarán en evidencia a Vettel. Para el piloto de Honda las dos escuderías están y estarán un escalón por encima que el resto.

Asimismo, piensa que la organización en Ferrari no es del todo adecuada para aspirar al título. Demasiados italianos y veteranos. La escudería necesita renovar sensaciones de hace años, pero no está por la labor.

El próximo 24 de marzo en Australia veremos si Fernando tiene razón y si acertó al apostar por el caballo perdedor.