Fernando Alonso está liquidado en McLaren: Ron Dennis no traga más  

stop

El piloto asturiano terminó decimocuarto en la clasificación del GP de Austria

Fernando Alonso, castigado en McLaren por su traición con Mercedes

03 de julio de 2016 (11:24 CET)

De mal en peor. Así es como le van los fines de semana a Fernando Alonso. El Gran Premio de Austria llenaba de esperanzas al asturiano. Y es que el MP4-31 del español introducía una mejora en el alerón delantero. Sin embargo, la clasificación no fue como el piloto esperaba. Con la lluvia como única protagonista, Jenson Button terminó en quinto puesto, mientras que el Nano se sitúo en la decimocuarta posición.

Alonso: "Cometemos errores de EGB"

En este día caótico, Alonso no aguantó más y estalló. El asturiano tuvo grandes problemas de estrategia en los neumáticos, por lo que no rindió al máximo nivel. El ovetense no se mordió la lengua y, al terminar la sesión, despotricó sin pelos en la lengua. "Teníamos previsión de lluvia, así que salimos al inicio de la Q2 con neumáticos nuevos, los únicos que nos quedaban. Pero por alguna casualidad en mi coche estaban los neumáticos usados de la Q1 e hice un primer intento --solo por hacerlo-- y cuando puse las gomas nuevas llegó la bandera amarilla y fue un error grande no montar neumáticos nuevos al inicio", desveló el propio piloto.

El grave error del equipo dejó al español sin posibilidades. Siempre falla algo. De hecho, al finalizar la clasificación, Alonso reconoció: "No hay enfado, pero es frustrante. No tenemos una posición muy buena, cometemos errores de EGB".

Las declaraciones de Fernando no han dejado indiferente a Ron Dennis. El mandamás de McLaren empieza a estar cansado de las afirmaciones del ovetense. No quiere más 'jueguecitos'. Las puyas constantes del piloto español cuando no salen las cosas están empezando a hartar a la escudería. Alonso está jugando con fuego.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad