Fernando Alonso  | EFE

Fernando Alonso está fuera: McLaren firma al relevo (y “está cerrado”)

stop

El piloto español tiene las horas contadas en la escudería británica, que ya prepara el relevo generacional

Barcelona, 19 de abril de 2018 (17:27 CET)

Teniendo en cuenta el desastre que fueron los 3 años de promesas incumplidas con Honda, el panorama para McLaren junto a Renault parece, al menos, esperanzador.

Sus motores no se rompen y el talento de Fernando Alonso les lleva a un cuarto puesto en la clasificación de escuderías.

Es el consuelo de equipo menor, ya que Ferrari, Mercedes y Red Bull marchan en cabeza ventaja clara, pero es un consuelo. Y un rayo de luz de cara a la próxima temporada.

Ese rayo de ilusión, no obstante, provoca escalofríos en Fernando Alonso. Puede convertirse en un mal augurio que indique el final de su etapa en McLaren. Y  las informaciones que llegan desde Woking así lo confirman.

El genio precoz

El piloto asturiano, igual que ocurriera en Mercedes y Ferrari, habrá trabajado incansablemente para devolver a una escudería por la senda de la victoria y tendrá que ver como otros recogen las mieles del éxito.

Ocurrió con Lewis Hamilton, más tarde con Sebastien Vettel y en el próximo año, con el nuevo genio británico que tiene a Inglaterra loca por la música, Lando Norris.

Norris no acapara tantos focos mediáticos como hiciera Vandoorne en su día, pero ha dejado claro su talento innato al volante. Su primera carrera en F2 dejó una victoria deslumbrante, y sus paseos por Woking aprendiendo de técnicos y echando horas en el simulador son una constante.

Por ese motivo, y porque el sueldo de Fernando Alonso es astronómico, la escudería británica tiene clara la estrategia a seguir. Conseguir madurar el coche gracias a la experiencia de un Alonso excitado por volver a competir mínimamente, para después dejarle marchar y ceder su asiento a Norris.

El entorno del joven asegura que “está cerrado” y auguran que Norris igualará registros establecidos por Hamilton. La apuesta de McLaren está clara, agradecer la hoja de servicios a Alonso y apretar a Vandoorne con la sangre nueva de un Norris que apunta a estrella.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad