Fernando Alonso está en la calle: el nuevo rico que compra McLaren (y es para enchufar al hijo)

stop

El complicado futuro del piloto asturiano en la escudería británica

21 de mayo de 2018 (13:16 CET)

La continuidad o no de Fernando Alonso en McLaren ha dejado de depender íntegramente de su voluntad. El piloto asturiano renovó el año pasado con la escudería británica para estar al menos un año más al volante del monoplaza naranja.

Y, a día de hoy, aún no se sabe si el año que viene seguirá o no. Dicen desde su entorno que está buscando alternativas viendo que, por mucho que con el cambio de motor el coche haya evolucionado, sigue muy lejos de la lucha por el campeonato.

El problema es que ahora un nuevo rico ha inyectado mucho dinero en la escudería y Alonso podría tener los días contados. ¿Por qué? Porque muchos aseguran que este nuevo propietario tiene intención de enchufar a su hijo en McLaren a costa de la salida del español.

Michael Latifi salva a McLaren

El caso es que en McLaren necesitaban una inyección de capital como el agua. Con la salida de Ron Dennis, los ingleses se quedaron cojos. Pero ahora Michael Latifi, propietario de Sofina Food, una empresa de servicios de alimentación canadiense, ha decidido ‘ayudar’ a través de la Nidala Limited a la escudería aportando ni más ni menos que, según el portal racefans.net, 230 millones de euros durante los próximos doce meses.

Una burrada de millones que harán que la vida en McLaren sea más fácil. Con Honda y sus 100 millones fuera, los británicos, aunque en público no lo reconocieran, necesitaban con urgencia una inyección de dinero. Zak Brown lo dijo hace unos días en Montmeló: “Todos queremos atraer a tantos socios patrocinadores como sea posible. Nos dan lo que necesitamos para correr. Continúan invirtiendo en el equipo de carreras. Entonces, cuanto más incorporemos, más podremos obtener. Pero no estamos limitados por el dinero".

“¿Contamos la verdad?”. Fernando Alonso no se atreve (y McLaren tampoco) | EFE

Nicholas Latifi y su futuro en McLaren

Pero claro, viendo que el hijo de Latifi, Nicholas Latifi, es piloto profesional, muchos son los que aseguran que la entrada de estos millones está relacionada con el futuro de éste en el equipo.

Nicholas corre este año en la Fórmula2 y es uno de los pilotos probadores de Force India. Dicen, los que le conocen, que apunta maneras. Y su padre lo sabe. Obviamente el nuevo socio no ha impuesto a su hijo como piloto, pero sí que ha hecho que su nombre esté encima de la mesa.

Una dificultad más para Alonso, que sabe que su alta ficha sigue siendo un grave problema para renovar y que, con Lando Norris, la joya de McLaren,  también asomando por la ventana, ahora se le suma un competidor más con el hijo de el flamante nuevo inversor llamando a las puertas.