Fernando Alonso está en la agenda de cuatro superequipos nuevos para la F1 

stop

Montmeló, otro chasco para McLaren-Honda

Fernando Alonso está en la agenda de cuatro superequipos nuevos para la F1

14 de mayo de 2017 (16:13 CET)

Déjà vu. La ilusión de Fernando Alonso ha durado bien poco sobre el asfalto de Montmeló. El piloto asturiano salía en sétima posición tras solventar a las mil maravillas los problemas del viernes y firmar una buena clasificación.

El cuento de nunca acabar

Sin embargo, a la hora de la verdad, esta alegría y optimismo han quedado en papel mojado justo en la salida. El español no ha firmado un buen arranque y se ha visto perjudicado por un incidente de carrera que ha acabado con Felipe Massa dejándole sin espacio.

El resultado no ha sido otro que una gran caída en la clasificación; antes de la primera vuelta ya estaba undécimo. Aun así, la cosa no ha quedado aquí. Y es que la falta de ritmo y la baja potencia en las rectas han vuelto a acechar al Nano. Ha acabado fuera de la zona de puntos.

Tal como él mismo ha explicado al terminar la carrera: "Poco a poco, tus rivales te van superando y no puedes defenderte. Tenemos problema de ritmo".

Así pues, este panorama ha dejado dos lecturas. Las esperanzas de que la temporada mejore van menguando, por lo que todo hace pensar que al final de temporada, Alonso no renovará.

Por otro lado, se ha evidenciado el potencial de Fernando como piloto veterano. Mientras que su compañero de equipo, Stoffel Vandoorne, ha protagonizado un fin de semana para borrar, el ovetense ha sacado petróleo hasta el último momento.

Los grandes equipos son conscientes de que con un coche competitivo, otro gallo cantaría. El Nano es uno de los mejores pilotos de la parrilla, aunque el problema es que el monoplaza no responde.

Las opciones de Alonso

Así pues, el futuro abre todas las quinielas. La mayoría de equipos tienen atados a sus pilotos y difícilmente alguno de los grandes apostará por una vieja gloria como Fernando. No obstante, se le podría abrir una puerta en un futuro cercano.

Cuatro grandes marcas del automovilismo sondear meter el hocico en la Fórmula 1. Tiene claro que es la competición de coches que más dinero mueve, por fama y popularidad. Por tanto, es un buen escaparate para las grandes fábricas. 

Se trata de concesionarios de primer orden mundial, que desearían entrar en la F1 por la puerta grande. Ello implica una elevada inversión inicial y la presencia de pilotos de primera categoría. Alonso encaja. 

Grandes atractivos para Alonso

Liberty Media, los nuevos amos de la Fórmula 1, están dando la vuelta a la especialidad. Muchas miradas que hasta ahora no prestaban atención vuelven a fijarse en ella. Quieren darle un nuevo impulso.

Si hace poco retornaba Adidas, una firma que nada tuvo que ver con el automovilismo durante años, son ahora otras las interesadas y ya hay varias marcas automovilistas las que se han mostrado su sonrisa. La primera que podría retornar al circo es precisamente la primera que se llevó un título mundial en 1950: Alfa Romeo.

El posible retorno de Alfa Romeo tras tres décadas alejados de la más alta categoría del automovilismo viene marcado por la presencia esta semana de Heinz Harald Wester en la reunión celebrada en Paris para diseñar el futuro motor de la Fórmula 1.

En la misma reunión estuvieron sentados representantes de ocho marcas y entre ellas AudiLamborghini Porsche. Esto no quiere decir que vayan a ingresar, pero sí que están interesados en ver que sale de ahí. Lo pueden ver como una oportunidad. Las puertas para Alonso siguen abiertas.