Vettel y Hamilton dejan en evidencia a Fernando Alonso | EFE

“Fernando Alonso es un mentiroso”. Vettel tira de la manta (y Hamilton destroza al piloto de McLaren)

stop

El abandono del asturiano en Bélgica sigue trayendo cola

29 de agosto de 2017 (12:54 CET)

Protagonista. Fernando Alonso no es uno de los pilotos destacados de la parrilla de Fórmula 1 y tampoco está en un equipo de los aspirantes al título. Tampoco logró un buen resultado en la última carrera disputada en Bélgica. De hecho, el asturiano no terminó la prueba. Sin embargo, el ovetense se llevó todo el protagonismo con otro de sus numeritos.

No empezó mal Fernando, que en la primera curva adelantó hasta cuatro puestos. Pero todo quedó en agua de borrajas cuando los monoplazas empezaban a adelantarlo, mientras se quejaba a los responsables de McLaren-Honda de falta de potencia en el motor.

Estalla la guerra en plena carrera

“Es una vergüenza”, dijo el bicampeón, antes de pedir a los técnicos que “no quería más radio durante la carrera” y de tener que retirarse unas vueltas después.

Sin embargo, desde Honda aseguran que el motor no tenía ningún problema: “Los datos no decían nada”, aseguró el máximo responsable de la compañía nipona en la Fórmula 1Yusuke Hasegawa.

Una afirmación a la que los seguidores de la F1 se unieron en las redes sociales. “Fernando Alonso es un mentiroso”, aseguraban muchos aficionados al motor, entre los que se encuentran algunos seguidores del propio Alonso. Y es que hasta los fans del asturiano empiezan a estar muy cansados de la actitud del ex campeón.

En el punto de mira

Y no son los únicos. En el paddock corre como la pólvora que fue Alonso el que forzó la parada en SPA. Señalan muchos que el motor estaba bien y que lo hizo para responder a los ataques que recibe desde Honda desde hace tiempo.

La guerra abierta entre Fernando y los nipones, además, da la razón a pilotos como Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, que se negaron a aceptarlo en el equipo. De hecho, ambos pilotos alucinaron al término de la carrera con la puñalada del español al motorista japonés.

Los dos aspirantes al título este año opinan que la mala fama que se está ganando Alonso en la categoría, su personalidad agria y su ego desmedido, unido a su frustración por los malos resultados, le están matando en la categoría.