Fernando Alonso o el baile de fichajes en la F1 que estalla en el GP de Alemania (y viene con sorpresas) | EFE

“Fernando Alonso es un embustero”. McLaren o el secreto que huele muy mal

stop

El piloto asturiano vuelve a ser duramente atacado en la Fórmula 1

02 de junio de 2018 (20:26 CET)

El hartazgo que invade la Fórmula 1. Cómo no, tiene que ver con Fernando Alonso. Sus seguidores están hartos de confiar en las palabras del bicampeón del mundo.

Son demasiados años prometiendo resultados sin dar ni una sola alegría a sus fans. Desde que regresó a McLaren, el infortunio se ha convertido en el mejor socio tanto de la marca como del piloto. 

En el último Gran Premio celebrado en el circuito de Barcelona-Catalunya, en el que el asturiano fue octavo, volvió a mandar un mensaje de optimismo. Uno más. 

"Ahora no es como antes que teníamos que mezclar muchas cosas para poder hacerlo bien, nos faltaba fiabilidad, ritmo de carrera, a veces había problemas aerodinámicos, a veces agarre mecánico, había mucho por arreglar, pero ahora sabemos que tenemos los mismos motores que Red Bull, así que todo depende de nosotros en el desarrollo del chasis para poder cerrar esa desventaja", comentó Fernando.

“Estamos motivados para lograrlo y trabajamos en la dirección correcta. La evolución ha dado lo que esperábamos y eso es algo que siempre da confianza en la fábrica para los planes que tenemos las próximas carreras”, añadió el español.

Pero ya no cuela. La realidad es otra muy distinta. Y lo peor es que ya todo el mundo lo sabe. “Es un embustero”, se quejan  en las redes sociales sobre el ovetense.

Los números retratan a Fernando y a McLaren

Tanto el propio Alonso como desde McLaren aseguraron antes de empezar la temporada que el chasis era muy competitivo. Que solo hacía falta un motor como el de Renault para completar un monoplaza de garantías. Nada más lejos de la realidad.

Los números hablan por sí solos. Solamente hace falta mirar la velocidad punta de los bólidos en la carrera celebrada en Montmeló.

Force India, Ferrari y Mercedes, los más rápidos

Checo Pérez, con el Force India, fue el más rápido (326 km/h), seguido de cerca por el Ferrari de Sebastian Vettel (323,4) y el Mercedes de Lewis Hamilton (322,5).

Lewirs  Hamilton Vettel carrera

Todos ellos muy lejos de un Alonso que no pasó de los 313,8 km/h y de un Stoffel Vandoorne que tuvo una velocidad punta de 312,3.

Honda se come a Renault

Los otros Renault, los Red Bull, tampoco fueron mucho mejor. Max Verstappen(318,2) y Sainz (314,6) fueron de los más lentos de la prueba.

Unas cifras que contrastan con las de Pierre Gasly, que con el Toro Rosso y el motor Honda, el que supuestamente daba tantos problemas a Alonso, logró una velocidad punta de 321,1 km/h, situándose mucho más cerca de cabeza de carrera que de Fernando Alonso. Los números, como el algodón: no engañan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad