Fernando Alonso empuja a Ron Dennis hacia la puerta de salida de McLaren

stop

El jefe de la escudería británica tiene los días contados en Woking

Ron Dennis y Fernando Alonso mantienen su fría y tensa relación

20 de octubre de 2016 (11:08 CET)

Ron Dennis está con la soga al cuello en McLaren. Director y presidente ejecutivo de la escudería británica, podría ser destituido a finales  de este año al no ejecutar la compra de las acciones prometidas en 2014. Los malos resultados de Fernando Alonso y Jenson Button, y los problemas económicos del equipo pueden precipitar un relevo en la cúpula de McLaren.

El Grupo McLaren debate el futuro de su escudería en la Fórmula 1. En 2014, Dennis recuperó el control del equipo con la promesa de que compraría el 100% de las acciones, pero de momento sigue con el mismo paquete accionarial de entonces: el 25%.

Nuevos patrocinadores

Ron Dennis busca, desesperadamente, nuevos patrocinadores. El directivo inglés tira de contactos, pero ninguna gran marca apuesta fuerte por una escudería que vivió sus días de gloria en un pasado no muy lejano pero que ahora no puede competir con Mercedes o Ferrari.

El director y presidente ejecutivo de McLaren se ha reunido en los últimos días con Mansour Ojjeh, el jeque saudí que controla otro 25% de las acciones del Grupo. De momento no se vislumbra ninguna solución y la cúpula de McLaren podría destituir a Dennis dentro de dos meses.

Fernando Alonso, por su parte, espera noticias. El piloto asturiano tiene contrato con McLaren hasta finales de 2017 y sabe que Dennis es su gran enemigo en la escudería. El inglés no quiere renovar su alianza con el bicampeón del mundo. Su salida, en cambio, podría facilitar la continuidad de Alonso, siempre que el piloto se rebajara su salario. Actualmente cobra 30 millones de euros por temporada, una cantidad insostenible para un equipo sin opciones al título.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad