Fernando Alonso desmonta la revolución de McLaren-Honda para Australia

stop

El piloto español rebaja el optimismo que se ha instalado en Woking y en Japón sobre las mejoras del MP4-31

Fernando Alonso firma autógrafos durante los test de 2016

17 de marzo de 2016 (17:26 CET)

Fernando Alonso encara el Mundial de 2016 con muchas incertidumbres. El bicampeón del mundo asume que los Mercedes y los Ferrari son mucho más competitivos que McLaren-Honda, pero desconoce el papel que tendrá su equipo durante el campeonato. Los test de pretemporada no fueron buenos para el equipo de Woking, que dio órdenes a Honda para que mejoraran las prestaciones del motor del MP4-31. En Australia, durante la primera carrera del Mundial, McLaren se juega mucho y Alonso rebaja el clima de optimismo que se ha instalado en la escudería.

El mejor piloto español de todos los tiempos aseguró que el MP4-31 podría ganar algo de potencia con el nuevo software que Honda ha traído a Merlbourne, pero descarta que la ganancia sea muy significativa, de 30 caballos en el motor.

"Es cierto que pensamos que se puede ganar algo de potencia, pero, desafortunadamente, no creo que sea una cifra tan alta. Vamos a tener una evolución constante durante todo el año y se trata de un motor robusto", manifestó Alonso.

Rescisión de contrato

El bicampeón del mundo se juega mucho en 2016. También, McLaren. En Woking piden paciencia. Descartan que Alonso puede aspirar este año al título, pero creen que el equipo será muy competitivo en 2017 y 2018. El piloto, por su parte, duda. Los últimos años no han sido buenos para él y ya ha dicho que contempla la opción de rescindir su contrato con McLaren a final de año si no tiene buenas sensaciones en los próximos meses.

Alonso iniciará el curso con la máxima ilusión, consciente de que las opciones de podio serán mínimas en el primer tramo de la temporada. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad