Fernando Alonso deja en evidencia a Sebastian Vettel con la aparición de nuevas conversaciones por el team radio 

stop

El Gran Premio de México, la gota que colmó el vaso

El plan de McLaren para poner a Fernando Alonso en la puerta de salida | EFE

04 de noviembre de 2016 (11:44 CET)

Lo nunca visto. Sebastian Vettel marcó la mancha negra en el Gran Premio de México. En un circuito donde las buenas sensaciones transmitidas por la afición reinan, el germano firmó una actuación deplorable. Sobre la pista, el tetracampeón no defraudó, aunque sin embargo, su compañerismo y su educación quedaron en jaque tras sus palabras malsonantes por el team radio. Las intervenciones del piloto alemán no tuvieron desperdicio, por lo que tanto la afición como los presentes en el paddock se llevaron las manos a la cabeza.

Sin embargo, no todo salió a la luz el pasado domingo. En televisión únicamente se escucharon ciertos fragmentos de las conversaciones de Sebastian con sus compañeros por la radio, aunque ahora Auto Motor und Sport ha desvelado el resto de emisiones.

Traerá cola

El fin de semana ya comenzó cargado para Vettel. El piloto está demostrando no tener un gran control de sus nervios y la tensión deja en evidencia su lado más amargo. Tan es así que en los entrenamientos, el germano llamó "idiota" a Fernando Alonso y "bobo" a Carlos Sainz. Unas declaraciones que encendieron la polémica, pero que sin embargo quedarían en nada tras el recital de insultos que propició Vettel el domingo.

La batalla entre Max Verstappen, Daniel Ricciardo y Vettel dejó a un damnificado claro fuera de la pista. El germano quedó retratado. En la vuelta 69, el de Ferrari dejó ir la primera pulla: "¡Es un bastardo, eso es lo que es!". En la vuelta 70 la cosa siguió: "¿Soy el único aquí o no veis lo que estoy viendo? ¡Me está frenando contra Ricardo! ¡Me está jodiendo!". Aun así, en esta vuelta 70 las cosas se calentaron más: ¡Y ahora me está haciendo 'brake testing'! (freno a destiempo para descolocar al perseguidor)". Sinceramente, voy a pegar a alguien. Creo que tengo un pinchazo. La trasera izquierda", propinó Sebastian.

Sin embargo, Verstappen no fue el único atacado por Vettel, ya que el alemán no dudó en dirigirse con expresiones malsonantes al poder máximo de la carrera: "Sí, ¿sabes qué? Aquí está el mensaje para Charlie: ¡Que se joda! Sinceramente, ¡Que se joda!", gritó el piloto de Ferrari.

Las palabras de Sebastian dejan en evidencia la gran tensión que vivió y el poco filtro que tuvo el alemán en sus últimas vueltas. Alonso no quiso entrar al trapo el sábado y la partida le salió bien; ha caído por su propio peso. Por el momento, la FIA estudia si sancionar a Vettel. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad