Fernando Alonso| EFE

“Fernando Alonso debería callar o saldrá la verdad” (y es de traca. Y ya corre por la F1)

stop

El piloto asturiano ha sufrido su cuarto abandono de la temporada en Monza

02 de septiembre de 2018 (16:40 CET)

Fernando Alonso se ha despedido de Monza de la peor manera posible. El de McLaren había empezado muy bien la carrera, pero de nuevo un problema mecánico ha dejado al español fuera. Finalmente ha sido Lewis Hamilton quien se ha llevado el trinfo por delante de Kimi Raikkonen y Valtteri Bottas.

Pero muchas miradas estaban puestas en el de McLaren. Y es que cada vez es peor. Alonso está consiguiendo en apenas unos meses echar por tierra su buen nombre en la Fórmula1. De hecho, con muchos en el paddock los que avisan: “Fernando Alonso debería callar o saldrá la verdad”.

Fernando Alonso está en el punto de mira

Y es que el asturiano está en el punto de mira. Tras hacer público que esta será su última temporada en la categoría reina del automovilismo, los líos no han parado de solaparse. Por un lado, sus polémicas declaraciones asegurando que Red Bull le había hecho una oferta de cara a la próxima temporada sentaron como una patada en el equipo austríaco.

Entre otras cosas porque, tal y como cuentan desde dentro, no es verdad. Es más, tanto Christian Horner como Helmut Marko le han dedicado algún que otro ‘piropo’ en los últimos meses: conflictivo, egoísta, mal compañero…

Alonso | EFE

Por otro lado, en el resto de integrantes del Mundial tampoco es que el de McLaren está visto con buenos ojos. No es ningún secreto que tanto Lewis Hamilton como Sebastian Vettel lo han vetado en sus equipos. Nadie quiere saber nada de un Alonso que, eso sí, continúa haciendo amigos en la F1.

El enésimo lío de Alonso

Yes que ahora debe sumarse ni más ni menos que Kevin Magnussen a la lista de enemigos públicos de Fernando en el paddock. Durante la clasificación, el piloto de Haas tuvo un incidente en una curva con el español y sus declaraciones una vez fuera del coche son más que reveladoras.

Vino hacia mí después de la calificación y se rio en mi cara. Simplemente, sin ningún respeto. Estoy deseando que se retire. Habla de sus vueltas como si fueran divinas y no lo son. Literalmente, él se cree Dios, es bastante divertido”, aseguró el nórdico.

Unas declaraciones que revelan lo que ya corre desde hace tiempo por los circuitos: el nombre de Alonso está cada vez peor visto. Son muchos los que, como Magnussen, arden en deseos de perder de vista a Fernando. Por suerte para ellos, en apenas unos meses el asturiano ya será historia de la F1. Ya lo es, pero cada vez menos por sus hazañas y más por sus líos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad