Fernando Alonso deja a toda la F1 sin palabras| EFE

Fernando Alonso asusta con los caballos del nuevo McLaren-Renault

stop

El asturiano y su nuevo motor revolucionan el 'paddock'

14 de febrero de 2018 (14:49 CET)

Una burrada. Eso es lo que pretenden hacer en McLaren esta temporada. Y es que la escudería inglesa sabe que este año la situación debe dar un vuelco. Tras tres años desastrosos con Honda como motorista, desde Wooking se tomó la decisión de cambiar de proveedor y apostar por el francés Renault.

Una decisión con un objetivo muy claro: darle a Fernando Alonso un coche capaz de estar en lo más alto. Si bien es cierto que no se contempla luchar por el título, al menos este año, la idea es estar en lo más alto de la segunda ‘liga’ del campeonato.

Mercedes, Ferrari y Red Bull son casi inalcanzables, de ahí que se esté poniendo como objetivo estar en la lucha con Force India y Williams.

McLaren quiere llegar a los 1.000 caballos

Y para eso hace falta algo que Honda nunca les proporcionó: potencia y rendimiento,. Con la parte aerodinámica ya resulta gracias a los esfuerzos de McLaren, el motor es la parte que más dolores de cabeza les dio en el pasado.

De ahí que, ahora con Renault, la intención sea la de darle a Alonso todos los caballos necesarios para ser competitivos. Y la cifra que se está hablando es de 1.000 caballos. Eso sí, no será fácil.

De momento desde dentro ya se apunta a que se podría llegar a esa cifra a finales de temporada, una dato que no es anecdótico. Sobre todo teniendo en cuenta que otras escuderías  como Mercedes o Ferrari están ya muy cerca de conseguirlo. Incluso podrían empezar ya la temporada con ellos.

¿La última temporada de Fernando Alonso?

Una temporada que puede ser la última de Alonso en el Mundial. Hace unos meses se anunció que el asturiano prolongaba su contrato con los ingleses un año más. Las intenciones del piloto era que fueran dos, pero en la escudería no están muy seguros de seguir contando con él más allá de este curso.

Entre otras cosas porque su sueldo es desproporcionado teniendo en cuenta los resultados. Si este año, que no parece que vaya  a ser así, las cosas salen bien y Fernando consigue estar en la lucha e incluso gana alguna carrera, se plantarán prolongar un año más.

Si vuelve a ser un desastre, el español dirá adiós a los circuitos. Al menos en la Fórmula1. Siempre le quedarán las 24 horas y la IndyCar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad