Fernando Alonso alucina con la burrada de caballos que Ferrari le saca a McLaren

stop

Las malas noticias destrozan al asturiano una vez más

La última desgracia de Fernando Alonso sale a la luz | EFE

05 de marzo de 2017 (10:48 CET)

Momento crucial para Fernando Alonso y McLaren. Después de un inicio accidentado de la pretemporada, en la escudería británica esperan solventar los problemas en los próximos días. Tener el MCL32 listo para competir el próximo 26 de marzo, día del primer Gran Premio de la temporada.

Las previsiones, no obstante, no son nada buenas. Como en otras temporadas, la realidad dejó por el suelo cualquier expectativa de realizar un buen campeonato. Todavía quedan tres semanas para el estreno, pero de momento solo  se perciben más promesas incumplidas.

El día de la marmota

En Woking esperaban dar un paso adelante, pero dieron dos hacia atrás. El primer día de test, cuando Alonso no había ni completado la primera vuelta, el mal diseño en el depósito de aceite, tal y como confirmaron los ingenieros, provocó una fuga .

Por la tarde pudo volver al asfalto. No sin percances. Antes de las seis primeras vueltas aparecieron más problemas. De nuevo tuvo que entrar en boxes. Al final del día el ovetense volvió al ruedo y completó 29 vueltas. Muy lejos del objetivo marcado para la primera sesión.

El segundo día fue mejor para el asturiano, pero no para su compañero, Stoffel Vandoorne. El belga rompió literalmente el bólido. La unidad 2 del motor dijo basta.

El motivo no lo explican desde el seno del equipo, pero todo apunta a una causa concreta. Según confirma el diario Marca el problema viene de la excesiva potencia del motor.

Otro problema para alonso

El MCL32 está diseñado para soportar 750 caballos de potencia, pero los motores actuales los superan sobradamente. Las máquinas de Honda pueden llegar a los 850 CV. Demasiado para el diseño realizado por McLaren.

Pero esta no es la peor noticia. Los 850 caballos que puede alcanzar el motor japonés no son nada comparados con Ferrari o Mercedes. Según las últimas informaciones, italianos y alemanes estarían por encima de los 950 o incluso de los 1.000 CV.

El bicampeón tiene dos problemas. McLaren debe mejorar el diseño para que soporte la potencia que ofrece Honda y los nipones deben darle un plus al motor que le acerque a los 950 CV de sus rivales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad