Valentino Rossi | EFE

Escándalo Valentino Rossi: “¡No me lo creo!” (o la salvajada de deja Marc Márquez y Jorge Lorenzo con la boca abierta)

stop

El lío en Yamaha que revienta el paddock de MotoGP

04 de octubre de 2018 (12:37 CET)

​Valentino Rossi y Maverick Viñales afrontan el Gran Premio de Tailandia de este próximo fin de semana con muy pocas esperanzas. Y es que su Yamaha no funciona. Hace tiempo que no lo hace. Tanto es así que los japoneses han marcado el récord negativo de carreras sin lograr la victoria.

Ya son 23 las carreras que se quedan sin subir a los más alto, y, viendo lo mal que lo están pasando en el equipo, parece que esta racha puede alargarse durante, al menos lo que queda de temporada.

Escándalo Valentino Rossi

Y no es que de cara a la temporada que viene el tema está controlado. Ni mucho menos. Y en Yamaha ya ni se esconden. Tanto es así que Massimo Merengalli, el director del equipo, reconoce abiertamente que no saben dónde está el problema. algo que ya ha provocado en el las redes más de uno asegure que "¡No me lo creo!".

Lo primero es que no sabemos la causa de por qué un día vamos bien y otro, no. Es difícil resolver el problema si no sabes cuál es. Ese es el primer problema”, admite el ex piloto italiano.

Una bomba que ha dejado con la boca abierta a, entre otros, Marc Márquez y Jorge Lorenzo. Y es que el drama en el equipo de Rossi es más que grave. De hecho, Merengalli se muestra más que resignado: “Todas las veces tenemos que empezar de cero para hacer una configuración, en lugar de tener una base e ir con los detalles. Así es verdaderamente complicado. Lo peor es no saber el por qué. Es difícil ser positivos. O incluso tener confianza”.

Valentino Rossi| EFE

Rossi sigue esperanzado

Por su parte, tampoco Rossi se muestra especialmente efusivo de cara al futuro. Tiene dos años más de contrato con Yamaha, pero viendo lo peligrosamente feas que se están poniendo las cosas, el italiano no esconde su frustración.

Eso sí, aún tiene esperanzas (cada vez menos) de que llegue el día en el que su moto pueda competir de tú a tú con la Honda y la Ducati: “Puedo garantizar que se han hecho muchas cosas y seguiremos haciéndolas. Estoy seguro que antes o después encontraremos algo bueno. Aunque en Aragón no se viera, porque fue una situación mala, en electrónica se ha logrado algo. Por desgracia, hay otros problemas. Sabemos que no es suficiente tanto los pilotos como la Dirección”, aseguró hace poco Valentino.

Veremos si este duro trabajo del que habla el ‘46’ da algunos frutos en Tailandia. Parece más que difícil que así sea.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad