Cómo ver a Fernando Alonso en el GP de Azerbaiyán de F1 gratis, en directo y 'on line' | EFE

“¿Es verdad lo de Fernando Alonso?”. McLaren-Renault lo tapa (y Honda lo cuenta)

stop

Al asturiano se le viene otro año muy complicado encima

13 de marzo de 2018 (11:16 CET)

Déjà vu. Fernando Alonso y McLaren pensaban que habían dejado atrás los fracasos que cosecharon junto a Honda y que se habían terminado las promesas incumplidas que terminaron en las peores temporadas de Alonso en la Fórmula 1.

La llegada de Renault como nuevo motorista apuntaba a que la escudería británica podría dar el paso adelante que tanto tiempo llevan esperando. Pero nada más lejos de la realidad. “Es verdad lo de Fernando Alonso”, se preguntan los seguidores de la F1 en las redes sociales, donde no dan crédito a los resultados que han dejado los MCL33 en los test de Montmeló. Unos números que auguran de nuevo tiempos oscuros para los de Woking.

El MCL33 de Alonso, el más lento

Concretamente, el monoplaza de Alonso figura en el último puesto de la clasificación en cuanto a velocidad máxima. El asturiano ha corrido 12,1 km/h más lento que el Haas de Magnusen con motor Ferrari, el más rápido de las pruebas celebradas en el circuito catalán.

En este sentido, el Toro Rosso de Gasly, el STR13 que ahora tiene motor Honda, fue nada menos que cuarto y corrió 9 km/h más rápido que el McLaren-Renault.

Para más inri, ninguno de los coches propulsados por un motor Renault ha logrado superar al STR13. Verstapen fue quinto con el Red Bull, con una velocidad punta de 331,3 km/h, mientras que Sainz Jr fue noveno con el RS18, con una velocidad de 325,3 km/h.

Honda también mejora en fiabilidad

Y ojo, porque en Honda no solo han ganado en rendimiento, también en fiabilidad. Así se desprende de las 822 vueltas que ha dado Honda junto a Toro Rosso y de las 599 que completaron en McLaren-Renault.

No obstante y para que no todo sean malas noticias para Alonso, mientras el VF-18 de Haas sea el coche más rápido, los resultados no se pueden tener en cuenta como definitivos. Cuando los Mercedes y los Ferrari dominen la tabla será otra historia.